El poder del juego interior encabezado por el novato dominicano Karl-Anthony Towns y el reserva senegalés Gorgui Dieng junto con la dirección del base español Ricky Rubio fueron decisivos para el triunfo a domicilio de los Timberwolves de Minnesota por 85-100 sobre los Nets de Brooklyn.

La victoria fue la segunda consecutiva de los Timberwolves que dejan su marca en 11-16, incluida la ganadora de 7-6 en los partidos disputados fuera de su campo del Target Center.

Towns sacó a relucir su condición de número uno en el pasado sorteo universitario y aportó un doble-doble de 24 puntos, 10 rebotes, dos tapones, dio una asistencia, recuperó un balón y perdió dos que lo dejaron al frente de una lista de cinco jugadores que tuvieron números de dos dígitos.

El internacional dominicano jugó 28 minutos en los que anotó 10 de 19 tiros de campo y estuvo perfecto 4-4 desde la línea de personal en el duelo que mantuvo con el pívot cubano estadounidense Brook López, que fue el mejor de los Nets.

Dieng se convirtió en factor sorpresa ganador y sexto hombre al conseguir también un doble-doble de 20 puntos, 10 rebotes --todos defensivos--, y dio tres asistencias. Mientras que Rubio acertó 6 de 7 desde la línea de personal que lo dejaron con ocho tantos, y repartió 15 asistencias, líder en el partido. efe y METRO