El base de los Golden State Warriors se convirtió en el máximo anotador de triples en un sólo partido. Ante New Orleans Pelicans se despachó 13 lanzamientos exitosos de tres puntos, superando su propia marca.