Alex Rodríguez está a sólo cinco bambinazos de convertirse en el cuarto jugador con 700 jonrones, pero el bateador designado de los Yankees expresó que no ha comenzado a pensar en una cuenta regresiva.

"La verdad es que no lo he hecho", declaró Rodríguez, quien sacudió un vuelacercas de dos carreras para guiar a los Yankees a la victoria el sábado en el Target Field de Minnesota. "Honestamente, se siente bien pegarle fuerte a la bola. Fue maravilloso estar involucrado en el triunfo del equipo".

Con ocho vuelacercas en lo que va de la campaña, Rodríguez lleva 695 cuadrangulares en su carrera. Apenas tres jugadores han conectado más bambinazos: Barry Bonds (762), Hank Aaron (755) y Babe Ruth (714).

"Cuando alguien se acerca a una hazaña, siempre comienzas a pensar en cómo lo afectará", manifestó el dirigente de Nueva York, Joe Girardi. "No creo que lo haya afectado hasta ahora, porque no lo he visto salir a pegar jonrones. Pero siempre me preocupa cuando los muchachos se acercan a un hito y éste es bastante importante. Me preocupa".

Rodríguez ha tenido algo de experiencia en ese aspecto. En el 2007, entró en un bache de 22 turnos sin conectar imparables antes de sonar su cuadrangular número 500 contra Kyle Davies de los Reales. En el 2010, Rodríguez tuvo una sequía de 46 turnos antes de sus bambinazos 599 y 600, el último llegando ante Shaun Marcum de los Azulejos.

"Esa es una hazaña que puede ponerte bastante presión", indicó Girardi. "Creo que esperas que cuando llegue a los 698, pegue otros dos rápidamente para que no tenga que pensar más en eso".

Con el vuelacercas en el tercer partido de la serie de los Bombarderos en Minnesota, Rodríguez superó a Ruth para adueñarse del sexto lugar en la lista de todos los tiempos en total de bases alcanzadas con 5,795. Ruth consiguió dos menos.

Girardi agregó que piensa que Rodríguez ha comenzado a dar buenos swings, después de un lento arranque de la temporada. En sus últimos 27 encuentros, Rodríguez ha sacudido seis vuelacercas y ha remolcado 20 carreras.

"Creo que ha hallado manera de contribuir. No creo que haya exagerado su swing", señaló Girardi. "Ha enviado la pelota hacia la banda contraria. Pienso que ésa es una de las claves para él".