Como un jugador de liga menor de 30 años de edad que parecía no tener suficiente poder para compensar sus deficiencias con el guante, en el 2015 el cubano Adonis García se perfilaba como una opción de emergencia hasta que los Bravos agotaran sus demás alternativas para la tercera base.

Cuando la novena de Atlanta envió a Kelly Johnson y al dominicano Juan Uribe a los Mets el 24 de julio del año pasado, no tenían intenciones de utilizar a Chris Johnson como su antesalista titular. Pero tampoco tenían motivo alguno para anticipar lo que recibirían cuando le dieron el rol a García, a quien los Yankees habían dejado en libertad al final de los entrenamientos.

"Las cosas a veces pasan por algo", dijo García. "Sabía que iba a seguir jugando de la misma manera. No hice ningún cambio. Sabía que tenía algo de poder. Sabía que era capaz de rendir más con el madero y cuando quedé en libertad, sabía que iba a tener la oportunidad de jugar en otro lado".

Aunque era razonable creer que un cambio de ambiente podía beneficiar a García, no había motivo para pensar que conectaría 10 cuadrangulares en 191 turnos al bate y que se uniría a Bobb Tillman como los únicos jugadores en la historia de la franquicia que han sonado 10 jonrones o más en menos de 200 turnos al bate en una campaña.

En 1,096 turnos al bate en ligas menores, García empalmó apenas 21 vuelacercas.

"No fue tan sorprendente, porque en mi último año en Cuba, di [21] jonrones", dijo García, quien desertó en el 2011. "Sabía que en el algún momento iba a comenzar a dar jonrones".

Aunque está por verse si García volverá a registrar semejantes números de poder, los Bravos han quedado lo suficientemente impresionados con su ofensiva para darle una oportunidad a pesar de que cometió 10 errores defensivos en 96 oportunidades en la tercera base en el 2015.

Kelly Johnson podría ver acción en la antesala cuando los Bravos quieran dejar a García en la banca contra pitchers derechos, mientras que Gordon Beckham y Jace Peterson podrían fungir como reemplazos defensivos en la esquina caliente para las entradas finales.

Pero todo luce indicar García tendrá la oportunidad de demostrar que el éxito del 2015 no fue una casualidad. De ser capaz de seguir aportando poder, el oriundo de Ciego de Ávila podría representar una amenaza desde el lado derecho en la parte gruesa de un lineup repleto de bateadores zurdos.

"Me ayudó mucho la manera en que jugué el año pasado porque ahora estoy familiarizado con Grandes Ligas y voy a tener una mejor temporada este año", afirmó García.