Si hasta hace unos minutos parecía que Al Horford iba a quedarse en Atlanta, giro de 180 grados para amenizar la noche de mercado. Bomba en toda regla: el pívot dominicano ha llegado a un acuerdo con los Boston Celtics, ha informado Adrian Wojnarowski para The Vertical.

El compromiso de Horford con los Celtics hablaría de 113 millones de dólares en cuatro años de contrato, lo que suponen 28,2 millones por cada una de las temporadas que firme el pívot.

Y la historia ha tenido su miga. De guión manual de estilo en suspense. Horford tuvo una última reunión con Atlanta antes de dar el “sí, quiero” a Boston, sin embargo ha optado por reinventarse en la franquicia más laureada de la historia de la NBA.

El propio center dominicano ha celebrado el cambio de aires nada más estrechar la mano de Danny Ainge y su ejército de directivos.

Últimas negociaciones

Al parecer, los momentos finales de la negociación han sido dramáticos. Horford se habría reunido, a última hora, con Atlanta para dar una última ocasión al que ha sido su equipo desde el 2007, su estreno como profesional en la NBA.

El jugador exigía el máximo salarial para los próximos cinco años (alrededor de 140 millones de dólares) y los Hawks estaban muy cerca de colmar su expectativa. La franquicia confiaba en que tanto el deseo como el corazón del jugador estaban con ellos. Pero, al final, les estalló la oferta en la cara.

En última instancia, parece que 6 millones han sido la diferencia entre las pretensiones del pívot y la oferta de Atlanta. A Horford no le ha gustado esa distancia y se ha decidido a acometer la aventura más verde que tenía en su tablón de sugerencias. Jugará en los Celtics, que consiguen a su primer agente libre de importancia mayúscula en el presente mercado.

Horford-Millsap

La elección de Boston ha sorprendido sobremanera en el entorno NBA. Más si cabe dado que en las últimas horas se había especulado con que, tras ver cerca la renovación de Horford, Atlanta había situado a Paul Millsap en el mercado para un posible traspaso.

Parecía que las negociaciones entre las oficinas de los Hawks y Horford eran fluidas y afines, pero en el último momento han saltado por los aires. La fuga del pívot dominicano supondrá, con seguridad, que Atlanta enfunde el cartel de intransferible a Millsap, que formará pareja interior con Dwight Howard.

Y los Thunder

Además de los Wizards y Hawks, conocidos pretendientes del jugador dominicano, también los Oklahoma City Thunder han perseguido a Horford en las últimas semanas. De hecho, hasta Kevin Durant podría haber ejercido como reclutador para que el pívot firmase por OKC solo hace unos días.

También los Thunder estaban abiertos a despejar la zona de contratos altos (Enes Kanter, por ejemplo) para hacer sitio al de Horford. Sin embargo, al nuevo center de los Celtics no le convenció la idea de que Durant y Russell Westbrook puedan abandonar el equipo próximamente. Por ello descartó la billete a Oklahoma.

La opción de Washington atraía también a Horford, sin embargo terminó atropellada también por la de jugar en Boston.

Horizonte Celtics

Con tantas entidades haciendo sonar su teléfono, Horford se ha decidido por los Boston Celtics. La franquicia verde se hace con su primer gran objetivo de esta agencia libre y, también, se ha reunido con Kevin Durant en la tarde de este sábado.

La contratación de Horford supone una optimización importante del plan deportivo para los Celtics. Con un pívot dominante, sobre todo en canasta contraria, las aspiraciones de Boston en el Este se disparan al máximo.

Sin una sola superestrella en la temporada 2015-16, el equipo de Brad Stevens alcanzó los puestos cabeceros de su conferencia. Aunque aún faltan mimbres para el roster definitivo, los Celtics de Horford ya piensan cómo asaltar el trono de Cleveland en su zona del país. Empiezan a tener argumentos para poder aspirar a ello.

Tras dos días de mercado, Boston ha perdido a Evan Turner, que ha optado por los Trail Blazers, y ha conseguido a Horford. El próximo objetivo de la franquicia está claro, y complicado. Kevin Durant.