Las dudas ofrecidas de los Celtics durante la ausencia de Al Horford han quedado atrás.

El regreso del dominicano ha sido de vital importancia para su entrenador Brad Stevens, al dar vida nueva al equipo verde, acercándolo a la potencia que esperaba ser en la Conferencia del Este, especialmente, luego de otorgarle un acuerdo de US$113 millones en la agencia libre.

La diferencia entre los Celtics con Al Horford en la cancha ha sido clara en su balance de victorias y derrotas.

Cuando el jugador dominicano estuvo ausente por nueve partidos debido a una conmoción cerebral, Boston arrastró un registro perdedor de 4-5. Pero, con Horford, su récord es de 5-1. El equipo verde comparte ahora el tercer puesto del Este con Toronto y Chicago todos con marca de 9-6 en la temporada.