Los días en los que el dominicano Albert Pujols era el bateador más temido en las Grandes Ligas han quedado en el pasado, pero su capacidad para producir carreras sigue siendo una de sus principales armas ante la oposición.

Pujols disparó dos indiscutibles y remolcó una carrera para contribuir con el triunfo de los Angelinos de Anaheim 5-1 sobre los Rays de Tampa bay, en la jornada de este jueves en las Grandes Ligas.

Con la carrera traída al plato, Pujols llegó a 10 en igual cantidad de partidos, promediando una remolcada por juego.

El dominicano, quien ha conectado por terreno de nadie en nueve de sus pasados 10 partidos, además cosecha 15 producidas en los últimos 16 desafíos, incluyendo un juego de cinco remolcadas ante los Medias Rojas de Boston, el pasado 2 del mes en curso.

“La Máquina”, como es conocido popularmente, lleva 58 carreras empujadas en la campaña y su proyección, según ESPN, es para terminar el año con 109. De cumplirse dicha proyección, sería su temporada número 12 con 100 o más remolcadas y la primera desde el año 2014, cuando finalizó la campaña con 105 llevadas al home.

La temporada pasada Albert remolcó 95 carreras, de modo que el de 2015 fue el segundo menor total en su carrera, tras las 64 del año 2013, cuando estuvo lesionado.

En las dos ocasiones que ha superado el centenar de empujadas con los Angelinos (2012 y 2014), su total ha sido de 105, por lo cual de llenar las expectativas proyectadas, las 108 serían su más alta cantidad desde que llegó a la Liga Americana.

Por los Angelinos, Pujols bateó de 3-2, con una empujada y tomó una base por bolas.