La alcaldesa de Roma, Virginia Raggi, consideró que sería “irresponsable” que la capital italiana se presente como candidata a organizar los Juegos Olímpicos de 2024, tras plantar al presidente del Comité Olímpico Italiano (CONI).

“Es de irresponsables decir sí a esta candidatura”, dijo Raggi en una conferencia de prensa en la que se mostró contraria, según dijo, a “hipotecar el futuro de Roma”, y afirmó que la ciudad todavía está pagando las deudas de los Juegos que organizó en 1960.

“Pregunte a un discapacitado qué significa moverse por Roma cada día, pregunte a un ciudadano que quiere ir en bicicleta, a quienes tienen que andar quizás con un carrito de niño; es una ciudad invivible, es una ciudad invivible”, repitió Raggi.

“Tenemos que concentrarnos en esto: los romanos nos han pedido que nos ocupemos de la ciudad de Roma (...) No nos hacen falta otras catedrales en el desierto, otras inversiones que pagaremos durante años y años”, insistió la alcaldesa para explicar su rechazo a la organización de unas Olimpiadas.

Las declaraciones de Raggi se produjeron después de que la alcaldesa no se presentara a la cita que tenía con el presidente del Comité Olímpico Italiano (CONI) en la que iba a analizar el proyecto de los organizadores de los Juegos Olímpicos de 2024.

El presidente del CONI, Giovanni Malagó, y el presidente del Comité Paralímpico, Luca Pancalli, llegaron al Capitolio, la sede del Ayuntamiento, a las 14.15 horas locales (12.45 GMT) y esperaron una media hora antes de abandonar la sede del encuentro.

Raggi y el “Movimiento 5 Estrellas”, del que es representante en la capital italiana, mostraron repetidamente su oposición a la idea de organizar unas Olimpiadas, aunque el hecho de no presentarse a una cita anunciada públicamente generó sorpresa entre los presentes.