No fue perfecto, pero el debut de Alex Reyes en la temporada proporciona muchos signos positivos.
El partido marcó el regreso de Reyes tras cumplir una suspensión de 50 partidos por dar positivo de marihuana.

El prospecto de los Cardenales permitió dos hits y tres bases por bolas con ocho ponches en más de cuatro entradas en blanco el domingo para comandar el triunfo de Memphis (San Luis) sobre Fresno (Houston) 8-1, en un partido de la Liga de la Costa del Pacífico. Reyes trabajó con corredores en base en tres de sus cuatro entradas, incluso llenó la bases en el segundo antes de ponchar a Nolan Fontana y Danny Worth. El prospecto número 11 del béisbol, según MLB.com, lanzó 48 de 85 lanzamientos para strikes.

“Fue difícil de conseguir el ritmo hoy”, dijo Reyes a MLB.com. “Me sentía como si no lanzara suficientes strikes, pero mi bola rápida estaba explosiva y tiré algunas cambios bastante buenos. Realmente no pude encontrar un buen ritmo con mis pitcheos rompientes, pero voy a trabajar en eso durante mi próxima salida y espero que vuelvan”.

Reyes recibió su suspensión en noviembre y más tarde se disculpó públicamente por lo que llamó “un gran error”. El diestro dijo que usó la situación como una oportunidad de aprendizaje, tanto para él como para sus compañeros de equipo. Reyes pasó las primeras seis semanas de la temporada en los entrenamientos extendidos.

“Yo les relaté lo que lo que pasé y cómo este hecho dañó a mi familia tanto que no quiero ver a nadie más cometiendo ese error”, dijo Reyes. “Fue un momento muy difícil para mí y he sido capaz de dejar que estos chicos sepan lo que pasé. Espero que esto cambie  el modo de pensar de algunos”. “No soy tan mala persona como la gente piensa. He cometido un error muy estúpido y soy consciente de eso. Me acabo de enterar de que esos errores tienen consecuencia y que tengo que ser responsable”.

El diestro compiló una efectividad de 2.49 y 151 ponches la temporada pasada mientras hacía 22 aperturas para Palm Beach (Clase A avanzada) y Springfield (Doble A). La salida del domingo fue su primera en el nivel Triple-A, y se fue de San Luis, y dejo al dirigente de los Cardenales, Mike Matheny, ansiosos de ver hacia dónde va el nativo de Nueva Jersey a partir de aquí.

“[Estoy] ansioso de ver más debido a que su repertorio ha se ha visto muy bien”, le dijo Matheny a MLB.com. “A todos los desarrolladores les ha gustado ver dónde está. Nos gusta mucho como va. Su repertorio está madurando, así como él individualmente.”