El bateador designado Alex Rodríguez pegó 1 de 4 y remolcó una carrera en su partido de despedida, que los Yanquis de Nueva York ganaron 6-3 sobre los Rays de Tampa Bay.

Antes del partido se le rindió un homenaje y durante el juego los 46.459 asistentes que se dieron cita en el Yankee Stadium no dejaban de vitorearlo.

Rodríguez hizo cuatro viajes a la caja de bateo y en el primer episodio pegó doble al jardín central con el que remolcó una carrera.

El toletazo de Rodríguez, de 41 años de edad, fue entre los jardines derecho y central, en su último partido como jugador de las Grandes Ligas.

La baja producción de Rodríguez lo llevaron a tomar la decisión de retirarse como jugador, aunque seguirá dentro de la organización, para la que esta noche pisó la tercera base por última vez y por primera vez en 15 meses.

Rodríguez corrió de vuelta en el campo después del último out, agarrando un puñado de tierra de la zona del estadio y después se tapó la cara con una toalla mientras trataba de contener las lágrimas.

"Esta es una noche que nunca olvidaré", dijo Rodríguez, quien puso fin a una racha de 0 de 11.

Rodríguez deja en .200 su promedio de bateo en la temporada, con nueve jonrones y 31 carreras impulsadas en su décimo segundo y último campeonato con los Yanquis y el 22 en total.

Para Rodríguez fue su partido número 2.784 en su carrera que comenzó con los Marineros de Seattle en 1994, después jugó para los Vigilantes de Texas en 2001, y tres años más tarde para los Yanquis.

Rodríguez termina con 696 cuadrangulares para colocarse cuarto en la lista de todos los tiempos, sólo detrás de Barry Bonds (762), Hank Aaron (755) y Babe Ruth (714).

Los Yanquis le deben aún 7.103.825 dólares para el resto de esta temporada y 20 millones para la próxima, la última de su contrato de 10 años y 275 millones.

Rodríguez, un 14 veces All-Star y tres veces Jugador Más Valioso (MVP) de la Liga Americana, tiene promedio de bateo de .295, con 3.115 imparables y 2.086 carreras remolcadas, que lo mantienen segundo en las mayores, sólo detrás de Aaron, que suma 2.297.

El ataque de los Yanquis fue liderado por el segunda base dominicano Starlin Castro (13) y el guardabosques Aaron Hicks (5), que pegaron sendos cuadrangulares.

Castro conectó de vuelta entera en el sexto episodio sobre la serpentina del abridor Chris Archer, cuando había dos outs.

La victoria se la acreditó el abridor C.C. Sabathia (7-9) en seis entradas, aceptó cuatro imparables, un jonrón y tres carreras.

El derrotado fue Archer (6-16) en seis entradas, al aceptar siete imparables, un jonrón y cinco carreras.