Alex Rodríguez tuvo un regreso triunfal a las Grandes Ligas en 2015, luego de haber estado fuera de juego por todo el 2014, por la suspensión que sobre él pesaba. Pero a pesar de esto, la realidad es que el dominicano ya es un jugador de cuarenta años y su contribución en el terreno para la temporada que se avecina dependerá mucho de cómo sea manejado su tiempo de juego.

En la pasada temporada Rodríguez bateó para .250 con 33 cuadrangulares y 86 remolcadas en 151 partidos, desempeñándose principalmente como bateador designado. Su producción estuvo al nivel que se le exige a una figura de su estirpe.

Para esta campaña Alex tiene como meta alcanzar los 700 jonrones, de los cuales se encuentra a 13 vuelacercas y con este propósito ha iniciado a todo vapor en esta primavera, conectando para promedio de .429 al irse de 7-3, con un tablazo de vuelta completa y dos remolcadas.

La realidad es que aunque sus estadísticas generales en la campaña del 2015 fueron positivas, su producción no fue la misma en la segunda mitad de la contienda. Antes del Juego de Estrellas, Rodríguez tuvo números de .278-18-51, en promedio, jonrones y empujadas, mientras que luego de esta pausa sus registros fueron .216-15-35.

Un elemento que podría tener a su favor Alex, es que en la última parte de la temporada vio acción en trece partidos menos (82-69), y en comparación la cantidad de jonrones en la fase final fue buena considerando que tomó 59 turnos menos (291-232) que en la etapa anterior.

Sin embargo tuvo una diferencia de 62 puntos en su promedio de bateo entre ambas partes, además su cantidad de ponches se incrementó en relación con los turnos agotados (73-72), su porcentaje de embasarse pasó de .382 a .324 y su slugging descendió de .515 a .448. Una de las razones que pueden ser señaladas para justificar este descenso luego del Juego de Estrellas, es el cansancio que suelen experimentar los jugadores en una temporada larga.

Por lo que administrar el tiempo de juego de este pelotero de 40 años, que bateó para .290 en las victorias de su equipo en 2015, según Baseball Reference, será una tarea que deberá llevar a cabo la dirigencia de los Yankees.
.