La participación dominicana en el Clásico Mundial de Béisbol tomó forma este martes con dos importantes anuncios emanados por dos entidades llamadas a trabajar juntas en la conformación del equipo y aspectos organizativos.

Mientras la Federación Dominicana del Béisbol ratificó que Moisés Alou repetirá como gerente del conjunto dominicano, la Liga Dominicana de Béisbol sorprendió al tocar un tema que, aparentemente, había dejado rezagado.

La posibilidad de que el país, campeón de la versión 2013, monte una pata de la primera ronda del evento de naciones revivió con el anuncio de que gestiona con Grandes Ligas desde hace cuatro años la sede del Clásico Mundial de Béisbol para el 2017.

La ratificación de Alou es un movimiento obvio que solo se ha oficializado con el anuncio hecho por Héctor –Tito‘ Pereyra, presidente de Fedobe.

En cambio, Lidom hizo su anuncio mediante una nota de prensa. “Desde el 2012, hemos estado en contacto con las Grandes Ligas solicitando una sede para el Clásico Mundial de Béisbol y la mayoría de los requerimientos que se nos solicitaron están al día”, dijo el presidente de la Liga de Béisbol Profesional de la República Dominicana, doctor Leonardo Matos Berrido.

La nota revela una reunión en la que recibieron el apoyo del Consejo Nacional de la Empresa Privada (Conep).