Villanueva clama por una vivienda que entiende merecer “por trayectoria” ya que vive junto a una tía en el populoso sector Gualey para poder mantener el programa de entrenamientos que la ha llevado ser una de las más prolíficas medallistas entre todos los atletas dominicanos.

La atleta eleva su pedido al Presidente Danilo Medina. “Quiero que este anhelo llegue al señor Presidente porque es algo que necesito en esta etapa de mi carrera”, clamó la veterana de 15 años en la selección nacional.

“Llega un momento en que ya no puedes vivir en la villa olímpica por temas de espacio, privacidad y otros aspecto. He dejado mi juventud en el deporte y el calendario va caminando”, expresó la medallista de oro de los pasados Juegos Panamericanos Toronto 2015.  

Esta guerrera de 33 años presenta un palmarés exclusivo con podios continentales y mundiales. Villanueva es una de apenas tres atletas dominicanos (Gabriel Mercedes y Yuderquis Conteras) con al menos una medalla mundial y dos oros de los Juegos Panamericanos.  

Tras dominar la categoría de los 50 kilogramos, la guerrera visualiza al que debe ser su último ciclo olímpico. “Ha sido un camino hermoso y me siento fuerte para otro ciclo, pero llevaré las cosas según me diga el cuerpo, pues hasta ahora he sido saludable”, explicó.

[Alberto Soriano/Entrenador: “Vino desde Cotuí con muchos deseos de crecer y lo ha logrado porque trabaja extra. Estudió y sigue peleando. Eso la hace más que una atleta élite, un ente útil a la sociedad".]

La ausencia del karate en los Juegos Olímpicos merma la popularidad y hasta la atención de las autoridades por esta disciplina, principal estandarte dominicano en Juegos Centroamericanos y del Caribe (10 medallas en Veracruz) y los Panamericanos (seis preseas en Toronto).

“Se olvidan de nuestros aportes. Pero karate es la disciplina que más medallas otorga al país en los eventos centroamericanos y continentales”, opinó.  Villanueva entrena en dos secciones cada día al igual que toda la selección nacional. Antonio Vólquez dirige a los equipos de mayores, mientras que Alberto Soriano trabaja con los juveniles. “Han sido dos soportes importantes. Mis entrenadores también han sido mis amigos. Otro pilar en mi carrera ha sido José Luis Ramírez, el presidente de la Federación (Dominicana) de Karate”, dijo.

Es la buque insignia del equipo de karate de la Fuerza Aerea, institución que representa con gallardía en cada versión de los Juegos Militares. Ha ganado medallas en 15 ediciones consecutivas de los militares desde 2001 a la fecha, incluyendo 12 medallas de oro, con una racha vigente de 11 corridas desde el 2006. La también doble campeona panamericana, Heydy Rodríguez, la venció en la pelea por el oro entre 2002 y 2004. Ha ganado otros 10 oros por equipo para un asombroso total 25 medallas, 22 doradas.

Contable de familia humilde

Ana es licenciada en contabilidad y va a ejercer esta carrera paralela al rol de entrenadora cuando decida retirarse. La hija de Remaldo Villanueva y Alicia Fabián, trabajadores del mercado de su pueblo, comenzó a prácticar karate en el Multiusos del Ayuntamiento de Cotuí en 1996, cuando tenía 14 años. Su ascenso fue rápido y sin pausa ya que cuatro años más tarde inició su desempeño en la seleción de mayores para escribir una historia dorada en el karate continental. “El karate es mi vida. Me exige pero me recompensa si trabajo fuerte”, argumentó. Trabajar es la clave de Ana. “Entreno duro, cuido mi cuerpo, me pongo metas y me reto a cumplirlas”. Ahora solo quiere que sus logros sean medidos en su justa dimensión. “Mi familia necesita que yo la ayude. Mis padres son trabajadores humildes y nunca han pensado dos veces a la hora de apoyarme. Es gracias a ellos a mi federación y al programa Creando Sueños Olímpicos (Creso) que he podido alcanzar mis metas como atleta y como persona. Espero que se evaluen mis números y me entreguen la vivienda”, dijo.