Luego de un lento inicio los Tigres del Licey viven el mejor momento en lo que va de torneo de béisbol invernal 2016-17 y para ello dos de sus pilares han dado un paso al frente para cargar con la ofensiva del conjunto azul, como son Diory y Anderson Hernández.

A pesar de llevar el mismo apellido el único lazo que los une es llevar a los Tigres al título de campeones en la pelota dominicana. Los capitalinos, quienes iniciaron la campaña con record de 1-4, se han levantado y antes de la jornada de este martes hilvanaban una cadena de cuatro triunfos en forma consecutiva que los colocó en el segundo lugar de la tabla de posiciones con marca de 5-4.

Tanto en los momentos difíciles como en los buenos, Diory y Anderson han estado a la orden del día para el piloto de los Tigres, Pat Kelly. Ambos jugadores son los únicos en la plantilla de los azules que han participado en cada uno de los nueve juegos que habían disputado los felinos hasta este martes.

Los Hernández lideran el conjunto en los principales renglones ofensivos en lo que va de torneo.
Diory es líder en turnos al bate con 37, hits conectados con 11 y en promedio de bateo con .297, mientras Anderson es primero en dobles con tres y ambos están empatados en la primera posición en carreras remolcadas con cinco.

El “Menor”, como es conocido Anderson, secunda a Diory en turnos al bate (31), hits (9) y promedio de bateo (.290), en tanto el tercera base de los Tigres es segundo en dobles (2).

En carreras anotadas Anderson cuenta con cuatro, segundo mejor detrás de Rymer Liriano que tiene seis y Diory, quien es junto a Eugenio Vélez, el únicos jugadores que se ha ponchado en dos ocasiones habiendo consumido más 30 turnos al bate, es tercero en anotadas con el Licey, con un total de tres.

La producción de estos dos jugadores, quienes ocupan el segundo y tercer puesto en la alineación de los azules, ha sido la más consistente en el plantel de los felinos y sin lugar a dudas, los ha mantenido a flote y peleando por las posiciones de la parte de arriba del standing de la pelota invernal dominicana.