Si otros equipos indagan acerca de Andrew McCutchen, los Piratas estarán dispuestos a escucharlos. Eso es parte de la forma en que la novena de Pittsburgh trabaja y de la realidad de ser un equipo de mercado pequeño.

Pero los Bucaneros no están tratando de vender con descuento ni desprenderse de McCutchen. Más bien, están apostando a que el jardinero se recuperará después de un 2016 difícil y, por ahora, lo consideran parte de su núcleo para el 2017.

“No es coincidencia que fuimos un buen equipo cuando a Andrew le iba bien”, dijo el gerente general de los Piratas, Neal Huntingon, durante las Reuniones de los Gerentes Generales. “Cuando Andrew era un jugador con méritos para ser JMV, éramos muy buen equipo.

“No hay duda, dado lo que vimos en agosto y septiembre, de que él es capaz de volver a destacarse como jugador de Grandes Ligas y, en un mundo ideal, sería un jugador de Grandes Ligas destacado en un equipo en Pittsburgh capaz de llegar a los playoffs”.

Según Ken Rosenthal de FOX Sports, los Piratas contemplaron enviar a McCutchen a los Nacionales durante la temporada. Pero este es el primer invierno en que Pittsburgh escuchará ofertas por el guardabosque, en parte dada la situación con el contrato del veterano y sus posibles reemplazos: el dominicano Starling Marte en el jardín izquierdo y Austin Meadows en Triple-A.

McCutchen está bajo control del equipo por dos años más. El guardabosque devengará US$14 millones la próxima temporada y su convenio incluye una opción de los Piratas para el 2018 valorada en US$14.75 millones. En lugar de permitir que McCutchen se marche como agente libre, el club podría canjearlo como lo hizo con Neil Walker y Mark Melancon.