Anthony Davis, jugador estrella de los New Orleans Pelicans, no pudo acabar el choque ante los Houston Rockets. El ala-pívot tuvo que retirarse tras recibir un golpe involuntario de compañero Tyreke Evans.

Su técnico, Alvin Gentry, aseguró tras el partido que Davis tiene todo los síntomas de una conmoción cerebral, informa ESPN.

“Ha tenido síntomas similares a los de una conmoción. Así que estoy seguro que seguirá el protocolo para estos casos. Más adelante vamos a averiguar cuál es su verdadera situación”, dijo Gentry.

A falta de un minuto para la finalización de la primera mitad, Davis y Evans pelearon un rebote con tan mala suerte que el escolta propinó un codazo involuntario en la cabeza de su compañero.

El ala-pívot solo pudo disputar 19 minutos, sumando un total de 9 puntos, 6 rebotes y 2 robos.