El primer campeonato de los Reales en 30 años también resultó en un buen dinero para los jugadores del equipo.

MLB anunció que una cuota completa para un jugador de Kansas City fue de US$370,069.03, mientras que para los Mets fue de US$300,757.78. La cantidad para Nueva York representa la mayor cantidad en la historia para un subcampeón, rompiendo la marca de US$291,667.68 de los Tigres del 2006.

Este año, los Reales dieron una cuota completa a 58 integrantes del equipo.

El dinero destinado a los jugadores viene del 50% de la taquillería de los Juegos del Comodín presentados por Budweiser, del 60% de la de los primeros tres juegos de las Series Divisionales y de 60% de los primeros cuatro partidos de la Serie Mundial.

Dichos bonos fueron repartidos entre los 10 equipos que clasificaron para la postemporada: Reales, Mets, Azulejos, Cachorros, Rangers, Astros, Cardenales, Dodgers, Yankees y Piratas. El monto total para los jugadores fue de US$69,882,149.26, un nuevo récord que superó el anterior de $65,363,469.22 en el 2012.