Sucedió. Es una historia larga con final feliz. Bueno…depende de su bando.

Los Leones de Santo Domingo son los campeones de la Liga Nacional de Baloncesto y dueños de la Copa BanReservas. Los escarlatas dieron una gigantesca sorpresa en la Arena del Cibao al derrotar a los Metros de Santiago 101-97 en el séptimo encuentro de la serie final.

La corona fue levantada por los Leones ante el favorito cibaeño, dueños de records y equipo dominante durante todas las etapas del torneo. Es la segunda corona de los Leones en la LNB, tras la que conquistaron en 2011.

Una jornada superba del importado MJ. Rheet, con 25 puntos y 11 rebotes, se combinó con otro doble-doble del armador Álex Abreu, quien combinó 14 tantos y 10 asistencias. Además aportó cuatro rebotes y dos robos. Donte Greene marcó 22, Manuel Fortuna 18 y Giancarlos Acosta 16, desde la banca.

Los últimos 19 segundos del partido se jugaron tras una larga pausa causada por disturbios realizados por fanáticos que llenaron el foro a toda capacidad para este histórico encuentro.  

Fue apenas la segunda derrota de los Metros en su casa, la Arena del Cibao Oscar Gobaira. Los Leones ganaron en el feudo cibaeño en el  tercer juego de la presente serie. Los de Santiago dominaron el circuito Norte en la serie regular con marca de 18-2 y en la semifinal su récord fue 6-0.

Además, los Metros buscaban su tercer campeonato consecutivo y quinto de su historia en la liga.   Los Metros dominaron los tres primeros cuartos. En el primero, los cibaeños se impusieron con un contundente marcador de 32-25.

A la mitad dominaban 54-49 y extendieron el liderato a  77-68 al final del tercer período.

La intensidad defensiva fue la marca de los Leones en el último cuarto. Los rojos remontaron en la mitad del parcial y MJ Rheet le dio la ventaja 81-80 con un canasto en la pintura, restando 6:31.

Fortuna se calentó al terminar un contrataque y, tras una parada defensiva,  encestar de larga distancia para colocar a los Leones con cuatro de ventaja 86-82. Restaban 5:03.

Canastos claves en el rally rojo fueron en la pintura de Rheet (4:03) y triple de Álex Abreu (3.23), entonces la pizarra era roja 91-83 y el “Arenazo” parecía posible.  Los mejores anotadores de los Metros fueron: Demian Wilkins con 24, Robert Glenn 22, y Ricky Soliver, con 13.  

Los rojos completaron una de las mayores sorpresas de la historia del deporte profesional dominicano ante un quinteto que lucía imponente al inicio de la serie definitiva.

El torneo estuvo dedicado a Federico Lalane José, ex presidente de la LNB.   

El club San Carlos se convirtió en una casa sólida para los Leones y esta barriada respaldó a la filial de los Leones del Escogido, campeones nacionales del béisbol, cuya fundación  ocurrió en el citado barrio capitalino en 1921. El dirigente David Díaz logró su segundo campeonato. Había levantado la corona en 2013 al frente de los Gigantes del Cibao.  

Manuel Fortuna JMV

Luego de finalizar el encuentro se realizó una encuesta para elegir el Jugador Más Valioso (JMV) y la mayoría de los periodistas que estuvieron presentes votaron a favor de Manuel Fortuna, quien se quedó con ese galardón por ser el jugador más estable en la serie por los Leones de Santo Domingo.