Aroldis Chapman no enfrentará cargos a raíz de una disputa doméstica entre él –ahora relevista de los Yankees– y su novia, según informó el South Florida Sun Sentinel.

“Todos estamos complacidos de que la Policía de Davie y la Fiscalía Estatal se tomaran el tiempo para investigar el particular y que hayan llegado a la conclusión de que no se justifica cargo alguno”, dijo al periódico Paul Molle, abogado de Chapman.

La fiscal del condado de Broward, Stefanie Newman, escribió en un memorándum el miércoles que existen versiones contradictorias sobre el incidente y no hay evidencia suficiente para conseguir un fallo de culpabilidad contra el relevista de los Yanquis de Nueva York.

La policía de Davie había cerrado el caso el 30 de octubre por motivos similares.

Según el informe policiaco, la novia de Chapman, Cristina Barnea, dijo a la policía que el lanzador la empujó y ahorcó. Chapman dijo que hubo una discusión, pero que él fue empujado al suelo por el hermano de Barnea. El pitcher dijo que luego agarró una pistola y disparó ocho veces a una pared y ventana cuando estaba encerrado en el garaje de su casa.

Un canje propuesto de Chapman para enviarlo de los Rojos de Cincinnati a los Dodgers de Los Angeles se frustró por el incidente. Chapman después fue canjeado a los Yanquis.