Darren Collison, base de Sacramento Kings, ha sido arrestado bajo acusación de violencia doméstica, según informa el medio norteamericano CBS Sacramento.

El jugador de 28 años ha sido trasladado a la cárcel de Placer County por, presuntamente, haber infligido lesiones corporales a su mujer Keyosha Sanders, con la que contrajo matrimonio en 2011. Contaba además con una orden de arresto por conducir su vehículo cuando le habían retirado el permiso.

Collison, con siete temporadas NBA en su expediente, llegó a los Kings en 2014 y disputó la pasada campaña 74 partidos, promediando 14 puntos, 4,3 asistencias y 2,3 rebotes. Firmó un contrato por tres temporadas y 16 millones de dólares del que solo resta un año. Queda por ver si lo cumplirá.

Comunicado de la franquicia

La franquicia de California ha emitido un comunicado en el que predomina la prudencia, pues no se conocen todavía más detalles de los hechos: “Hemos sido informados de la situación. Los Sacramento Kings condenan cualquier tipo de violencia. Estamos recopilando información adicional y una vez se conozcan todos los hechos tomaremos las medidas apropiadas”.

Los Kings viven instalados en la polémica, aunque ninguno de los asuntos que ocupaban las últimas portadas puede compararse con el que presuntamente ha protagonizado Collison, un acto individual tan incomprensible como injustificable y denunciable.

La violencia doméstica y la violencia de género solo merecen repulsa, pero en este caso concreto la presunción de inocencia manda, por lo que permaneceremos atentos al desarrollo de las acusaciones para seguir informando.