La Asamblea General Ordinaria de la Federación Dominicana de Softbol aprobó un proyecto de presupuesto a ejecutar en el presente año 2016, por un monto de RD$30.3 millones de pesos.
 
Durante la sesión del sábado 16 de enero, dirigida por el presidente de la FEDOSA, ingeniero Garibaldy Bautista, los delegados de 21 asociaciones que se hicieron representar, más ocho miembros del Comité Ejecutivo, acogieron el pedido de descargo o aprobación del Informe Económico presentado por la Tesorería de la Federación, cargo que ocupa el ingeniero Nelson Wells.
 
Durante el período Enero-Diciembre de 2015, esta federación tuvo ingresos por RD$26 millones, 862 041, con 22 centavos y egresos por RD$26 millones, 744 167.21 pesos.
 
Durante la asamblea, Bautista primero presentó el informe del presidente, mientras que la petición de descargo a los asambleístas del Informe Económico, fue hecha por el Comisionado de Cuentas de la entidad, licenciado Eugenio Pérez, quien lo acogió como bueno y válido, dada la pulcritud, que encontró, que se manejaron los fondos. Pérez fue ratificado por la Asamblea para continuar en el cargo para este año 2016.
 
En el presupuesto aprobado, sin modificación, para este año y presentado por el Comité Ejecutivo, las mayores partidas son para soportar las actividades de las asociaciones provinciales, la asistencia en julio al Mundial Femenino de Vancouver (Canadá) y gastos administrativos, cada uno proyectado en 4.0 millones de pesos.
 
También perfila dos eventos por monto de RD$2.0 millones, que son los torneos zonales en molinete y la asistencia a la copa femenina “Julio Zuniaga”, de Colombia (septiembre); otros son por RD$1.5 millones: el torneo local RBI, la asistencia al Mundial RBI de Texas, las escuelas provinciales molinete, así como mantenimiento de las estructuras de la Federación y el parque vehículos.
 
En el informe del presidente, el ingeniero Bautista resaltó la implementación todo el año, cada sábado, de la Academia Infantil Femenina a cargo del técnico José Pascual; la reactivación de la Academia Molinete para lanzadores, después de varios años inactiva, el apoyo a las asociaciones provinciales; y la realización del torneo nacional máster, en una nueva modalidad de eliminatorias y cuya final fue en Moca.
 
En el ámbito competitivo, recordó que la selección masculina de mayores fue la sensación del Torneo Mundial, realizado en Saskatoon, Cadaná, en el cual arribó en el quinto lugar. Resaltó que en la ronda eliminatoria le ganó por primera vez en su historia a Australia, derrotando al as de sus lanzadores, que es el mejor del mundo; a Japón y a Venezuela, que finalmente ganó medalla de bronce, a cuyo pitcher estelar, también derrotó.
 
En femenino, la selección nacional también terminó en quinto lugar, entre 12 equipos, en el Campeonato Panamericano realizado en Vancouver (Canadá). Sobre la actuación en los Juegos Panamericanos de Toronto, Bautista señaló que el femenino asistió sin su lanzadora estelar, Rosaury Pérez, porque se embarazó y solo fue con una pitcher veterana, Geovanny Núñez, cuyo brazo se agotó por el esfuerzo y se perdieron los cuatro partidos disputados.
 
En cuanto a los ingresos referidos en el informe económico, presentado por el asesor financiero, licenciado Vinicio Ledesma, entre los 26.8 millones que entraron, se citó RD$13.08 millones por concepto de la asignación mensual del sector público (el Gobierno) a través del Ministerio de Deportes, que también aportó otros 1.06 millones; RD$6.9 millones del Comité Olímpico, como asignación para competencias internacionales.
 
Entre los aportes recibidos del sector privado, destaca uno por RD$4.0 millones de pesos de Cervecería Nacional Dominicana, por concepto de un acuerdo inter- institucional, que son utilizados en apoyar los torneos provinciales de categoría chata.
 
La Asamblea General Ordinaria se realiza cada año a mediados de enero, conforme lo establece el Artículo 16, Letra A, de los estatutos vigentes de la federación, cuya finalidad es la presentación de los informes del presidente y del tesorero sobre el ejercicio del año anterior, así como conocer, modificar, aprobar o rechazar el presupuesto del siguiente año fiscal.