Mauro Icardi es uno de los delanteros argentinos en mejor momento.

El futbolista de 22 años fue el “cappo canonieri” (goleador) de la temporada 2014-2015 con 22 anotaciones, y desde entonces ha esperado un llamado de Gerardo Martino para integrarse a la selección de Argentina.

Sin embargo, esto no ha ocurrido. Icardi fue ignorado en la primera convocatoria de las eliminatorias mundialistas de Conmebol del pasado mes de octubre, y para estas nuevas fechas (que se disputan entre el 12 y el 17 de noviembre) volvió a quedar fuera de la lista, pues Martino prefirió convocar a Ezequiel Lavezzi, Paulo Dybala, Ángel Correa y Gonzalo Higuaín.

Pero esto parece no quitarle los ánimos al “Bambino de Oro”, quien utilizó Twitter para demostrar que la está pasando muy bien a pesar de no ser llamado para defender a la "Albiceleste".

Icardi compartió una foto que le hizo ser la envidia de más de uno. En la imagen aparece su esposa, Wanda Nara, de espaldas y casi desnuda, parada sobre la cama haciendo un corazón con las manos. Con esta foto, Icardi le deseó “buenas noches” a sus miles de seguidores que enseguida respondieron a la publicación.