Neymar está con “vacaciones obligadas”. El brasileño tuvo que abandonar la Copa América tras ser suspendido por cuatro partidos y aprovechó su tiempo libre para recuperarse de su decepción en el torneo al lado de su familia.

Tras enterarse de su castigo por insultar al árbitro chileno Enrique Osses y que la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) no apelaría la sanción, Neymar tomó un vuelo a Sao Paulo para comenzar con sus vacaciones.

A través de su cuenta de Instagram, el jugador del Barcelona mostró una foto con su hijo Davi Lucca en la que escribió: “Mi vida”. Minutos más tarde compartió una imagen, ahora al lado de su madre, Nadine Gonçalve, a quien llamó: “Mi otra vida”.