En el argot popular se dice que cada dirigente tiene su librito y Audo Vicente, mánager de las Estrellas Orientales, no es la excepción al momento de aplicar su propia filosofía de cómo guiar a la tropa que comanda.

“En la liga dominicana tú debes ser no solo amigo de los peloteros, yo creo que hay que ser un aliado y comprenderlos” comentó Vicente, sobre su teoría de cómo debe ser la relación entre un dirigente y sus peloteros en el béisbol dominicano.

“El jugador, cuando tú lo tratas, él te da oportunidad de que lo conozcas y tú le das la oportunidad de que te conozca, se te hace fácil exigirle lo que quieres. Yo he podido exigirle a un pelotero, sé que hay otros directores que lo han hecho. Te puedo hablar de Félix Fermín, a quien conozco bastante bien; de Luis Rojas, que es mi hermano, que tiene ese mismo tipo de mentalidad” expresó Audo.

Para el dirigente de los verdes tener el mando, no significa que se debe abusar de esa posición, sino que debe primar el respeto ante todo, siendo flexible en las situaciones que lo ameriten.

“Hay un momento en el que tienes que marcar lo que eres como autoridad y representante de un grupo, pero sin avasallar o maltratar. Yo creo que uno puede exigir y decir, porque el respeto se gana, no se impone, esa es mi frase. A mí nadie puede imponerme un respeto, yo respeto a una persona porque me hace entender que es lo correcto”.

En esta relación de capataz y jugador, no solo basa con poner al pelotero en el terreno; también hay que contribuir en otros aspectos de formación, según Vicente.

“Nosotros como dirigentes tenemos que formar a los muchachos. Hay algunos que son fáciles de llevar y hay con los que simplemente tenemos que hablar un poquito más. Claro, tenemos que entender que cada jugador tiene una personalidad distinta y vienen de una organización distinta: uno es un gran prospecto, otro es el número ocho, por lo que hay que ver qué hay en la mente de cada jugador”.

Para el hombre al frente de las Estrellas, esta labor va más allá del trabajo que se realiza en el estadio de béisbol.

“Aquí tú les demuestras a los muchachos que tú eres un aliado de ellos y que estás para ayudarlos dentro y fuera del terreno”, dijo Vicente.