Kevin Love no podrá disputar el juego 3 de las Finales de la NBA que enfrenta esta noche a Cleveland Cavaliers y Golden State Warriors en el Quicken Loans Arena. Así lo ha adelantado ESPN, confirmando los rumores y poniendo en duda su presencia en el cuarto encuentro que tendrá lugar el próximo viernes.

Love sufrió un codazo involuntario de Harrison Barnes en la pelea por un rebote y tuvo que abandonar el segundo partido de las Finales debido a los síntomas de conmoción cerebral que presentaba. Lo hizo tarde, ya que volvió a pista tras el golpe de forma inexplicable. Cuando abandonó la cancha sabía que lo hacía sin fecha fija de regreso, pues los protocolos de la NBA en los casos de conmociones pueden durar desde días hasta semanas.

El jugador ha participado en entrenamientos de su equipo y ha sido convocado para la cita crucial que se avecina, pero todavía tendrá que superar algunas de las etapas fijadas por la competición para estos casos, por lo que verá a los Cavs jugarse tres cuartos del anillo desde fuera. Love promedia en las Finales 11 puntos y 8 rebotes con un 37,5% de acierto en tiros de campo.

Richard Jefferson es el primer candidato a ocupar su lugar en favor de un ‘small ball‘ que ayude a dar un giro en el guión, Channing Frye tiene opciones de ser titular si Tyronn Lue apuesta por no tocar demasiado la pizarra de inicio y Timofey Mozgov, aunque posible, parece casi descartado en el quinteto.