La Audiencia de Barcelona ha condenado al Fútbol Club Barcelona a dos multas que suman 5.5 millones de euros por dos delitos fiscales en el fichaje del brasileño Neymar da Silva, en virtud del acuerdo que la entidad ya alcanzó con la Fiscalía.

En una sentencia “in voce”, la sección octava de la Audiencia de Barcelona ha condenado al FC Barcelona tras una breve comparecencia en la que el jefe de la asesoría jurídica del Barça, Ramón Gómez Pontí, y el abogado Cristóbal Martell han ratificado ante el tribunal el pacto con el ministerio público.

En virtud del acuerdo, que permitió exonerar de cualquier delito al expresidente del club Sandro Rosell y al actual, Josep Maria Bartomeu, el Barça pagará una multa de 5.5 millones de euros por dos delitos contra la Hacienda Pública, en los ejercicios fiscales de 2011 y 2013, en el fichaje de Neymar.

La sentencia de conformidad aplica las atenuantes de reparación del daño, por haber devuelto el Barça a la Agencia Tributaria 13 millones de euros por el fraude cometido y comprometerse a establecer medidas para prevenir en un futuro delitos similares.

Hace unas semanas, la Audiencia de Barcelona facilitó el pacto entre la Fiscalía y el FC Barcelona al impedir que Laporta se personara como perjudicado en la causa abierta por el fichaje de Neymar, iniciativa con la que pretendía impedir que prosperara el acuerdo.