Cuando Bartolo Colón llegó a un acuerdo con los Bravos el viernes, y quedó demostrado que fungir como abridor era importante para él.

Aunque el lanzador quisqueyano disfrutó de su estancia de tres temporadas en Nueva York, dejó a los Mets necesitando aún 10 victorias para alcanzar a Juan Marichal, quien actualmente es el lanzador nacido en la República Dominicana con más victorias en Grandes Ligas.

Por el momento, los Mets no podían garantizarle un rol a Colón –no con los lanzadores Matt Harvey, Jacob deGrom, Noah Syndergaard, Steven Matz y Zack Wheeler presuntamente saludables para el día inaugural.

Además, Robert Gsellman y Seth Lugo también le brindarían estabilidad a la rotación de la novena de Queens.

Hace un año, los Mets consideraron al oriundo de Altamira como una pieza esencial para el equipo durante la temporada muerta, pero ese no sería el caso durante este invierno.

Colón ejerció su rol en Nueva York.

 En tres temporadas y todas sobre 40 años de edad, el diestro de Altamira registró récord de 44-34 con efectividad de 3.90.