Conectar de hit en el momento oportuno es un elemento clave para el éxito de un equipo y eso es lo que han estado haciendo los Tigres del Licey para lograr salir por la puerta grande en los últimos encuentros de la semifinal del béisbol invernal dominicano.

Antes de la jornada de este martes, los Tigres habían ganado sus últimos tres encuentros en forma consecutiva, esto luego de una cadena de cinco derrotas seguidas. Los tres triunfos cosechados por los azules tienen como factor común que sus bateadores han respondido, conectando imparables luego de dos outs.

En la más reciente victoria de los Tigres, en el partido que derrotaron 6-2 a los Leones del Escogido, Logan Moore disparó dos cuadrangulares y un sencillo, con los que remolcó cinco carreras. Lo espectacular de la actuación del receptor de los azules, es que cada uno de sus imparables productores ocurrieron cuando habían dos outs en el episodio.

En las dos últimas ocasiones en las que Moore remolcó, el escenario lo preparó Mel Rojas Jr. con un doble y un triple, en situación de dos fuera, muestra de la importancia que tuvo el llegar a las bases en esta condición del partido.

Una situación similar ocurrió en el triunfo 2-1 en entradas extras del Licey sobre los Gigantes del Cibao, el pasado domingo, cuando luego de dos bateadores retirados, Yamaico Navarro recibió base por bolas y se robó la segunda base, desde donde anotó la carrera de la ventaja por hit al jardín central de Hanley Ramírez.

En el partido que inició la racha ganadora de los Tigres, con un triunfo 7-4 ante los Leones, el pasado viernes los felinos ganaron apoyados en un rally de seis carreras en la séptima entrada cuando los rojos dominaban el encuentro 4-1.

En ese episodio, luego de dos outs, los bateadores de los Tigres recibieron tres bases por bolas, fueron golpeados en una ocasión y dispararon dos hits, entre ellos un triple empujador de tres carreras de Anderson Hernández, batazo con el cual definió el encuentro.

La ofensiva de los Tigres ha sido tan oportuna que durante esta racha de tres victorias, nueve de las 15 carreras que han anotado han llegado después de que han sido retirados dos bateadores en la entrada.

Aprovechar las oportunidades de producir es lo que deben hacer los equipos para ganar, sin importar en que liga se desempeñan y mucho más aún cuando estas ocasiones se presentan con dos outs, donde no hay espacio para equivocarse.