Esta vez el dominicano José Bautista puso su bate despacio tras conectar un jonrón de tres carreras en la novena entrada. Es que el escenario de la victoria 10 carreras por 1 de los Azulejos de Toronto sobre los Vigilantes de Texas el jueves era diferente al del famoso cuadrangular y el bate al aire para lograr la serie Divisional del año pasado.

Esta vez el palo de Bautista llegó con el juego 7-0 y solo subrayó el triunfo de los Azulejos en el primer partido de la serie pactada a un 5-3. Bautista también aportó un sencillo remolcador en la quinta entrada, pero fue Marco Estrada, con una monumental salida de 8.1 entradas, la clave de Toronto para picar delante.

El también criollo Edwin Encarnación, héroe del triunfo en el juego del comodín con un jonrón de tres anotaciones que dejó a los Orioles de Baltimore en el terreno de juego, bateó dos sencillos en cinco turnos con dos carreras anotadas.

La actuación de Bautista, quien disparó su segundo vuelacercas de la postemporada, fue de 4-2 con cuatro remolcadas y dos anotadas.

Estrada cedió apenas cuatro hits y una carrera con seis ponches y control inmaculado. Ryan Tepera sacó los dos últimos outs en el partido celebrado en el Roger Centre de Toronto.

El abridor de los Vigilantes Cole Hammels fue castigado con siete carreras, seis limpias, en 3.1 entradas. Los dominicanos por Texas fueron Adrian Beltré, un sencillo en tres turnos, y Carlos Gómez de 4-0.