Dos mil atletas estudiantes, 40 universidades y 13 disciplinas. Las cifras del nuevo sistema de deporte universitario del país son esperanzadoras.

Tras nadar en los mares del mundo, Marcos Díaz (Santo Domingo, 1975) bracea en la política como viceministro de Deporte Universitario y Escolar. Al iniciar la presente gestión gubernamental recibió la encomienda de cambiar la pálida relación entre atletas y universidades, y al parecer, todos están satisfechos.

“Lo que no contaba con el entusiasmo de las universidades e iniciamos consultas con la NCAA (sistema universitario de los Estados Unidos)  y nos asesoramos con los rectores y actores del sector del deporte universitario para crear este sistema”, explicó Díaz. 

Entonces se creó la Comisión Nacional del Deporte Universitario. Esta está compuesta por un miembro del Ministerio de Deportes, otro de Educación Superior Ciencia y Tecnología y cinco rectores universitarios. 

“La decisiones se toman en consenso entre el sector público y el privado y son más los votos de las universidades. Esta estructura garantiza la continuidad de estas políticas cuando cambien las autoridades, ya que las universidades las pueden mantener”. Las competencias se iniciaron en  2013 con voleibol y participaron 23 academias. 

El 2013-2014 fue el primer año completo y en el finalizado período 2014-15 se jugaron  en 13 disciplinas, 10 puntuables y tres de exhibición, con más de dos mil atletas en competencia. 
Bajo este modelo, el Gobierno no tiene nada que ver con las becas. Estudiantes y universidades acuerdan según las necesidades de ambos. 

“No damos becas. Ante el atractivo del evento, las universidades quieren ganar y salen a reclutar a los mejores atletas, quienes también se acercan a los centros de estudios para solicitar”. 

Atletas y directivos de universidades consultados por Metro expresaron beneplácito con el sistema. “Estudio Relaciones Internacionales en la Universidad del Caribe y tengo una beca completa. Compito para ellos y han cumplido con los acuerdos”, explicó la judoka María García, medallista de plata en los Juegos Panamericanos Guadalajara 2011 y en los Centroamericanos y del Caribe Veracruz 2014. 

“Tenemos más de 200 atletas becados y quedamos en segundo lugar entre todas las universidades”, relató Roberto Lebrón Contreras, vicerrector de la Universidad Evangélica Nacional (Unev), campeona del atletismo. El Instituto de Formación Docente Salomé Ureña (Isfododsu) ganó el premio “Estrella a la Excelencia Deportiva”, por tener la mayor puntuación general, “Las becas deportivas no estaban generando graduandos porque el Gobierno pagaba la beca y no sabía si el atleta iba a clase. 

Ahora la propia universidad se preocupa por su atleta que también es su estudiante”, concluyó Díaz. 

Muchas de las competencias se realizan en los centros educativos. Estos han comenzado esfuerzos para hacerce de espacios propicios para montar los eventos.