A los Padres no les faltan candidatos para integrar su cuerpo monticular en el 2016.

Sin embargo, son pocos los casos como Luis Perdomo, dominicano de 22 años que llegó a San Diego del San Luis por la vía el draft de la Regla 5.

Perdomo, quien al llegar a los Padres se convirtió en el prospecto número 9 del equipo, no ha lanzado por encima de Clase A. En el papel, parece difícil que el diestro pueda estar en el equipo grande de San Diego durante toda la temporada. Pero no le diga eso al coach de pitcheo de los Padres, Darren Baslley, quien tuvo la oportunidad de observar a Perdomo la semana pasada durante un minicampamento para 16 de los mejores prospectos de los Frailes.

“Es un caso muy interesante”, dijo Balsley. “No hay razón en el mundo para que este muchacho no lance en Grandes Ligas, por lo que he visto en los videos. Tiene buen movimiento del brazo, buena velocidad y sus pitcheos secundarios son buenos. Sólo es cuestión de que él ejecute esos pitcheos”.

Perdomo tuvo una sólida campaña en el sistema de los Cardenales en el 2015, lanzando en la mayor cantidad de entradas (126.2) como profesional y ponchando a 118 bateadores entre dos niveles. Además, lanzó en el Juego de las Futuras Estrellas en Cincinnati, donde exhibió una recta de 97 millas por hora.

“Estoy contento por la oportunidad de demostrar lo que puedo hacer dijo Perdomo, sobre la posibilidad de ir a los campos de entrenamiento de los Padres.