El anuncio el año pasado por parte del veterano toletero dominicano David Ortiz, que la temporada del 2016 sería la última como profesional, le ha generado el gran reto que debe cerrar su carrera con nota positiva. O

rtiz confía que su vigésima y última campaña en las Grandes Ligas estará en consonancia con lo que siempre ha demostrado en el diamante desde que llegó a la competición de las mayores.

“Big Papi” anunció el pasado noviembre, el día que cumplió 40 años, que planea retirarse tras la temporada de 2016 y eso es algo que no ha cambiado y para lo que ha llegado preparado al campo de entrenamiento de primavera de los Medias Rojas de Boston.

“No me despediré con una mala temporada”, declaró el bateador designado dominicano. “Los fanáticos siempre esperan que rinda como es costumbre. Mantenerse en ese nivel es algo que te desgasta mucho, y ya no soy un jovencito”.

Ortiz fue pilar con los Medias Rojas cuando en 2004 conquistaron la Serie Mundial, su primer campeonato desde 1918.

También se coronó en 2007 y 2013. Bateó para .273 el año pasado con 37 jonrones y 108 carreras impulsadas. “Creo que a todos les llega el momento en que se percibe que es la hora de irse”, señaló Ortiz a los periodistas. “Sé que puede batear. Lo que no sé es cuánto más podré seguir haciendo lo que hago”.

Alcanzar 30 jonrones y 100 impulsadas en tres años seguidos no impedió que Ortiz decidiera.