Se tomó un período de seis semanas, pero el relevista de los Medias Rojas, Carson Smith, por fin se siente en plenas condiciones.

Boston activó al lanzador el martes y envió al infielder Marco Hernández a Triple-A Pawtucket.

Smith, quien sufrió un tirón en el codo derecho el 21 de marzo, retiró a cada uno de los cinco bateadores que enfrentó el sábado por Doble-A Portland, ponchando a dos e haciendo un total de 21 pitcheos.