Hugo Cabrera y Antonio Sibilio, las figuras retiradas más emblemáticas del baloncesto dominicano, encabezaron una regia clínica a más de medio centenar de niños y niñas como aporte a este municipio de la Fundación “ImpActa Kids” que preside Manny Acta, una las personalidades de mayor renombre del deporte nacional.
 
“El Inmenso” Cabrera y “Chicho” Sibilio, que los anhelos del país por verlos defender juntos la enseña tricolor quedaron en sueños, se unieron esta vez, para junto a los también otrora estelares Domingo Rosario y Pedro Pablo Pérez; al meritorio entrenador Santiago “Chago” Rojo; y al jugador activo de la Liga Nacional, Wilkin Máximo, ofrecieron una clínica de lujo a quienes desafiaron la insistente llovizna del pasado sábado en la zona Este.
 
Los privilegiados son alumnos de la Escuela de Baloncesto Rubén Abreu y de los centros educativos Madre Carmen Sallés y Santa Margarita Youville y el liceo Juan Pablo Duarte, a los que Manny Acta, en la introducción, les explicó el grandioso significado de recibir instrucciones de estos famosos invitados, de los que ofreció el historial como atletas. Ramón Pérez Tolentino, director ejecutivo de la academia ImpActa Kids, hizo la coordinación en Consuelo.
 
Con excelente coordinación, divididos en grupos, “El Inmenso”, con asistencia de su hermano Asier Cabrera, con llamativo entusiasmo y vistosa dinámica, ofreció instrucciones sobre defensa. “Chicho” trabajó el aspecto de terminación de la jugada, con penetración y tiro a canasto alternando ambas manos.
 
Domingo Rosario, habilidoso en distintas facetas del juego y Pedro Pablo Pérez, antiguo buen armador y hoy promotor de baloncesto y busca talentos para nuestras selecciones, explicaron el juego de pases, igual que Wilkin Máximo. Y “Chago” Rojo llamó especialmente la atención, por su maestría en la enseñanza del manejo de balón en el piso y con pases entre las piernas.
 
Manny Acta motiva
 
“El trabajo de la Fundación siempre ha sido tratar de impactar la comunidad positivamente…, tratando de ayudarlos a ustedes, que son el futuro de la comunidad de nosotros para que sean buenos ciudadanos”, introdujo Manny Acta a los infantes asistentes.
 
Indicó que desde el principio de la instalación de la Academia ImpActa Kids, el propósito era tratar de impactar vidas, “las vidas de ustedes por medio al deporte y la educación”, lo cual se ha hecho con el béisbol de pequeñas ligas, beisbol y softbol femenino “y ahora también incursionando en el baloncesto masculino y femenino”.
 
El gerente general de los  Tigres del Licey y ex manager de Grandes Ligas con Washington y Cleveland, explicó a los niños y niñas lo privilegiados que son con recibir instrucciones de los personajes presentes. Dijo que quienes ahora son mayores, nunca soñaron que tener a un Cabrera o Sibilio en Consuelo.
 
“Les tenemos unas clínicas con gente de lujo, gentes del área de nosotros (SPM) y de fuera, que representaron a nuestro país en playas extranjeras, que cuando ustedes no habían nacido, nos hacían sentir orgullosos, leyendo en el periódico lo que hacían en el extranjero y en el país para el orgullo de nuestra República Dominicana”, dijo.
 
Después de las clínicas, Acta como Cabrera, Sibilio, Rosario, Máximo, Pérez Tolentino y Rojo hablaron a los niños y niñas de varios aspectos, como observar dedicación, disciplina, respeto por los demás, poner atención y a estudiar.

También trataron sobre el historial de cada uno de sus compañeros jugadores, en especial Hugo Cabrera, quien habló de la grande que fue Sibilio en España y Europa, la clase de jugadores que fueron Domingo Rosario y Pedro Pablo Pérez.