Los Cachorros de Chicago jugarán por primera vez la Serie Mundial en su casa desde 1945 y lo harán con la misión de tomar la delantera en la contienda que llevan empatada a una victoria ante los Indios de Cleveland.

Para lograr el objetivo de irse al frente los Cachorros han colocado sus esperanzas en el derecho Kyle Hendricks, pero para lograrlo tendrán que enfrentar a Josh Tomlin, quien es la apuesta de los Indios para este tercer duelo, que será celebrado en el Wrigley Field de Chicago.

A pesar de que estos equipos no se enfrentaron durante la temporada regular, Hendricks, líder en efectividad de la Liga Nacional, tendrá que emplearse a fondo para salir por la puerta grande. Dentro de los puntos positivos con los que contará el derecho de los Cachorros resalta que lanzará en casa, donde tuvo marca de 9-2, con efectividad de 1.32 y la oposición apenas le conectó para promedio de .201.

Otro de los puntos luminosos de Hendricks es que, siendo un lanzador diestro, no lució mal ante bateadores zurdos, quienes apenas le conectaron para average de .219 con seis jonrones y 16 remolcadas.

Este es un elemento favorable, ya que la alineación de los Indios está compuesta por un gran número de bateadores ambidiestros o zurdos.

En la postemporada tiene marca de 1-1 con 1.65 de efectividad y en su última salida lanzó siete episodios y un tercio en blanco, de dos hits y seis ponches, ante los Dodgers de Los Ángeles, en la Serie de Campeonato de la Nacional.

En la temporada regular los Cachorros tuvieron marca de 57-24 como dueños de casa y en la postemporada tienen registro de 4-1, por lo que, con Hendricks en el montículo, Chicago tiene grandes posibilidades de ganar este encuentro.

Josh Tomlin es la piedra que se atraviesa en el camino de los Cachorros. Este derecho no estaba en los planes del dirigente de los Indios, Terry Francona, para abrir partidos en la postemporada, pero las lesiones en su cuerpo monticular lo han llevado a confiar en la capacidad de este para sacar outs.

Tomlin ha lucido bien en la postemporada, acumulando marca de 2-0 con 2.53 de efectividad en dos aperturas, en las que ha permitido tres carreras en 10 episodios y dos tercios.

Al igual que como sucede con su rival, Josh nunca ha enfrentado a los Cachorros y de la plantilla actual solo le han tomado turnos al bate Ben Zobrist    (de 19- 2 con un doble, un cuadrangular y una remolcada) y Miguel Montero (de 5-2, con un doble).

La clave del éxito de Tomlin en la postemporada es que, a diferencia de la fase regular, donde le conectaron 36 cuadrangulares (tercer mayor total en las Grandes Ligas), en esta etapa no ha permitido que le envíen la pelota fuera del parque y esa deberá ser su principal encomienda ante el poder de los bates de los Cachorros.

En la temporada regular lanzó mejor en la ruta (8-4, con 4.31 de efectividad) que en casa (5-5, con 4.50) y en esta postemporada una de sus dos victorias fue como visitante. Los Cachorros también cuentan con muchos bateadores ambidiestros y zurdos en su alineación, quienes le pegaron .229 y le conectaron 14 vuelacercas.

El duelo está plantado, ahora todo dependerá de quien luche con más ansias por la victorias.