Héctor Rondón fue tal vez el jugador más contento en el clubhouse de visitante del U.S. Cellular Field el lunes, con todo y el hecho de que había perdido su puesto como cerrador de los Cachorros.

"No me importa pitchar en el séptimo, octavo; simplemente tengo que hacer mi trabajo", dijo el derecho venezolano.

Efectivamente, Rondón se encuentra ahora como el preparador del taponero en los Cachorros, que adquirieron al lanzallamas cubano Aroldis Chapman de los Yankees por cuatro jugadores, incluyendo un prospeto de lujo, el venezolano Gleyber Torres, y el derecho Adam Warren.

"Es un lanzador único", dijo el manager de los Cachorros, Joe Maddon, acerca de Chapman. "Es único en la historia del juego. Su habilidad de tirar tan duro de manera tan regular (llama la atención). Es muy resistente.

"Puede sacar más de tres outs y tiene muchas cosas más únicas en él".

Para el presidente de operaciones de béisbol de los Cachorros, Theo Epstein, era el momento indicado para adquirir a Chapman.

"No puedes dar por hecho (que Chicago vaya a seguir con el mejor récord de Grandes Ligas)", expresó el ejecutivo. "Tenemos un buen cuerpo monticular, un bullpen talentoso, dos candidatos al JMV llegando a su apogeo y muchos bateadores talentosos. Ellos han trabajado fuerte para forjar esta buena ventaja (en la División Central de la Liga Nacional) de cara a la recta final.

"Creemos en estos muchachos y creemos que hay posibilidades de hacer algo especial, pero queda mucho trabajo por hacer".

Epstein expresó que el equipo se beneficiará de contar con un lanzador que "puede cambiar el juego" como Chapman, sobre todo en la postemporada.

"En los juegos importantes de la recta final y la postemporada, esa clase de relevistas pueden asumir un rol aún más significativo", manifestó Epstein. "Es un lanzador dinámico, un pitcher de impacto, y encaja muy bien en nuestro club.

"Fue difícil ceder lo que cedimos, pero si no era ahora, ¿cuándo iba a ser?"

Epstein habló con Rondón para que el venezolano supiera que este movimiento no tuvo que ver con la forma en que venía lanzando.

"La pregunta que nos hicimos fue, '¿Cómo podemos posicionarnos aun mejor para llegar a la postemporada y ganar tres series?" expresó. "Pensábamos que este cambio nos hacía mejores".

De su parte, Maddon dijo que ahora podrá ser más creativo con sus otros relevistas.

"Sé que (Rondón) está dispuesto a hacer lo necesario. Todo el grupo lo está", dijo Maddon. "Cuando un equipo ve que la adquisición hace mejores a todos, es fácil vender la idea. Lo difícil es cuando se trata de un jugador de más o menos el mismo nivel, un movmimiento lateral.

"Cuando adquieres a un caballero como éste para la parte final del juego, todo el mundo reconoce los beneficuios".