El intermedista dominicano Robinson Canó conectó su jonrón 30 de la temporada para sumar su segunda temporada con dicha cifra, escasa entre los jugadores de su posición. Fue la única carrera de su equipo en la derrota de los Marineros de Seattle 4-1 ante los Medias Blancas de Chicago.
 

Canó castigó en el sexto a Carlos Rondón, abridor de los Medias Blancas que lanzó seis entradas de una carrera.
 

El dominicano agregó un sencillo y su promedio quedó en .298, al tiempo que arribó a 82 remolcadas. Su máxima cifra jonronera es 33, alcanzada en 2012. Computa 269 cuadrangulares de por vida. Nelson Cruz bateó de 4-0 por Seattle, mientras que Melky Cabrera pegó doble y sencillo con una anotada, por los Medias Blancas.

En Miami, el abridor novato dominicano Luis Perdomo trabajó la larga ruta y llevó a los Padres de San Diego a na victoria por 3-1 sobre los Marlins de Miami. Perdomo (7-7) estuvo los nueve episodios sobre la lomita y para acreditarse el triunfo permitió seis imparables, una carrera, dio tres bases y ponchó a tres enemigos.

El dominicano enfrentó a 30 enemigos, sólo tres más del mínimo, y los controló con 99 lanzamientos, 65 de ellos colocados en la zona perfecta del strike, y dejó en 5.84 su promedio de efectividad.

En el ataque el parador en corto venezolano Luis Sardiñas conectó doble por el jardín derecho y remolcó la carrera de la diferencia en el cuarto episodio.
 

En Milwakee, Iván Nova lanzó seis innings en forma dominante antes de salir por una dolencia en el muslo izquierdo, y los Piratas de Pittsburgh conectaron tres jonrones solitarios para vencer el domingo 3-1 a los Cerveceros de Milwaukee, su octavo triunfo seguido fuera de casa. Los dominicanos Gregory Polanco (20) y Starling Marte (8) pegaron jonrones.