“Los cariocas no tienen tiempo para protocolos o formalidad. La vida es casual y espontánea en Río. Esa es la razón del porqué todos están siempre tan felices”. Con esta frase comienza el libro El estilo de vida carioca de la A a la Z (Carioca lifestyle A to Z), de André V. Eppinghaus y editado por Reptil editorial (2014).

Esta recopilación de expresiones muestra en 50 palabras cómo son los cariocas y sirve como una guía turística alternativa para conocer lo más común de la forma de ser de los habitantes de la “ciudad maravillosa” e interactuar de la mejor forma con ellos. Acá les mostramos algunas:

Baixo (by-shoo)
Lo opuesto a alto. Excepto en Río, por supuesto, donde muchos de los lugares “top” de la bohemia quedan en la parte baja de los barrios: Baixo Leblon, Baixo Gávea, etc. ¿Quieres saber que pasa en la ciudad? Ve al baixo.

Cara (cah-rah)
sustantivo común para referirse a una persona de cualquier género, edad o clase social. Algunos cariocas lo usan como una coma en las conversaciones. Junto con “beleza” es uno de los saludos más usados en Río.

Demorô (dam-o-row)
Literalmente esta palabra se traduce como algo que toma mucho tiempo, pero en la conversación diaria quiere decir lo opuesto. Para una invitación, se responde con un sólido “¡demorô!” Y la mejor parte es que nadie se ofende si tú no apareces.

Já e´(jah)+(air)
Un positivo sí, en un sentido informal, divertido y callejero. Es usado más comúnmente por lis niños. En algunas situaciones puede reemplazar a demora o beleza.

Rolé (row-leh)
Para salir con los amigos y hacer algo completamente trivial. De a cuerdo a los cariocas es “salir con los amigos para hacer cualquier cosa”.