Carlos Beltrán se ha dedicado a refundir los récords de béisbol esta temporada y el martes no fue la excepción.

Con un jonrón en el primer inning del partido ante los Angelinos en el Bronx - su 15to bambinazo de la temporada y el 407mo de su carrera como ligamayorista - el puertorriqueño se convirtió en el 38vo jugador en la historia de Grandes Ligas que conecta 1,000 extrabases. De esos 38 jugadores, Beltrán es apenas el cuarto bateador ambidiestro que logra la hazaña.

Al empalmar su 407mo cuadrangular de por vida, Beltrán quedó empatado con Duke Snider en el 53er lugar en la lista de jonrones de todos los tiempos.

El 16 de mayo, Beltrán se convirtió en el 54to miembro del club de 400 jonrones y se unió a Mickey Mantle, Eddie Murray y Chipper Jones como los únicos bateadores ambidextros que han alcanzando dicha cifra. Ahora Beltrán es el séptimo jugador en la historia de Grandes Ligas con 1,000 extrabases, 1,000 boletos y 300 bases robadas, distinción que comparte con Ty Cobb, Willie Mays, Tris Speaker, Barry Bonds, Craig Biggio y Alex Rodríguez.

Beltrán ha tenido un renacer este año en cuanto a su poder se refiere. Luego de conectar apenas 19 cuadrangulares en 133 juegos en el 2015, lleva 15 vuelacercas en 57 partidos esta temporada.