La sesión fue corta - cerca de 15 pitcheos, calculó el dominicano Carlos Martínez - pero las implicaciones son mucho más significativas para el derecho de los Cardenales.

Martínez, como lo ha hecho en cada una de las últimas dos campañas, arranca los entrenamientos primaverales con algo que demostrar. Sin embargo, en esta ocasión no se trata de probar que merece un lugar en la rotación, sino de demostrar que está lo suficientemente sano para llenar ese puesto que ya tiene apartado.

Luego de un invierno en el que trabajó duro para fortalecer el hombro derecho que lo aquejó en septiembre pasado, Martínez regresó a la loma por primera vez el lunes y repitió el ejercicio el miércoles, la fecha oficial del club para que los lanzadores y receptores se reportaran a los campos de entrenamiento. Martínez ha tirado solamente rectas hasta ahora y estimó que se encuentra en un "80 por ciento".

Una vez que recupere el comando de su recta, Martínez comenzará a integrar su cambio de velocidad y aumentar la intensidad.

"Estoy bien emocionado porque siento que estaré de regreso pronto", declaró Martínez. "Me siento fuerte. He venido trabajando desde noviembre. Me siento diferente a como me sentía el año pasado".

El piloto Mike Matheny dijo que el club no tiene previsto presionar a Martínez tan rápido como lo ha hecho en años recientes. Los Cardenales desean proteger al dominicano de las lesiones y sentirse confiados con la estabilidad del hombro de Martínez antes de soltarle las riendas. La organización también está consciente de que cuenta con el tiempo suficiente antes del Día Inaugural para proceder con cautela.

"Fue inteligente haber lanzado de manera fluida", manifestó Matheny tras ver tirar a Martínez. "No trató de hacer más de la cuenta, algo que también creo fue un acto de madurez de su parte. Especialmente un joven con tanto ímpetu, siempre quiere exhibirlo. Luce más centrado en lo que está tratando de lograr".

A pesar del lento proceso, se espera que Martínez, salvo algún contratiempo, sea un integrante activo de la rotación cuando los Cardenales finalicen los entrenamientos primaverales.

"Creo que en estos momentos se encuentra en las condiciones en las que necesita estar", aseguró Matheny. "Eso no me preocupa ni tantito. Su condición debe de ser buena para cuando partamos (a San Luis), y eso es lo que estamos buscando".

Martínez impuso una marca en su carrera con 179 2/3 entradas lanzadas en el 2015 al realizar 29 aperturas como miembro de la rotación por primera vez en una temporada completa. La carga de trabajo podría haber sido factor en la lesión en el hombro, la cual se presentó en la recta final de la campaña. El quisqueyano apenas pudo hacer seis lanzamientos en su salida del 25 de septiembre y ya no vio acción en la postemporada.

El nativo de Puerto Plata, República Dominicana pasó la mayor parte de la temporada muerta rehabilitándose en el complejo del equipo de San Luis en Júpiter, Florida, para que su trabajo pudiera ser monitoreado.

"Ahora ya no siento nada", aseguró Martínez. "Ahora me siento fuerte, y creo que mi hombro está bien".