El lanzador dominicano de los Cardenales, Carlos Martínez, quien sufrió una lesión en el hombro derecho en septiembre que lo mantuvo fuera de acción el resto del año, calcula que está "90 por ciento" recuperado faltando un mes para que arranquen los entrenamientos.

El club de San Luis no tiene previsto imponerle límites a Martínez al principio de los entrenamientos, pero tendrá una mejor idea de cómo marcha su recuperación esta semana. El quisqueyano estaba programado para iniciar un programa de tiros el martes en el complejo primaveral del equipo en la Florida.

"Estoy mejorando", dijo Martínez. "Me siento muy bien y estaré listo para la temporada".

En el 2015, Martínez fue convocado al Juego de Estrellas y lanzó 179.2 innings - una marca personal - como abridor. El club luego reconoció que dicha carga incidió en el tirón que obligó a Martínez a abandonar su apertura el 25 de septiembre luego de efectuar apenas seis pitcheos.

El oriundo de Puerto Plata no ha vuelto a subir a un montículo desde ese día.

"Fue bien difícil porque no pude competir en los playoffs ni ayudar a los Cardenales", expresó el monticular. "Fue bien duro para mí".