Es otro aporte del más prolífico en la literatura deportiva dominicana

¿Qué te motivó a ir más allá de la nota diaria?

Primero, que el periodista debe cumplir, siempre, con los postulados de este oficio. Que debe no limitarse a la crónica, a informar, y ya. Claro, el día a día en el periodismo es básico porque permite que el reportero dé a conocer los acontecimientos que ocurren. Y la gente debe estar informada.

Pero también es importante, y diría que fundamental, que el periodista vaya al reportaje –el reportaje es la madre del periodismo–, al análisis, a la noticia en perspectiva y descubrir nuevos elementos, que hurgue en el diario informativo.

El periodismo no debe seguir siendo “simplista” y trabajar haciendo el “el menor esfuerzo”. El periodismo debe ser crítico, analítico y, desde luego, hacerlo con respeto y apegado a los principios y la ética.
 
¿De qué forma se da tu proceso creativo, tu rutina de trabajo en cada libro?

Bueno, el periodista es un creador de ideas, de pensamientos, de crítica. Yo, que llevo casi 36 años en este oficio, desde que me inicié en este trabajo puse mi cabeza en trabajar a profundidad y no sólo circunscribirme al periodismo informativo.

Respecto a mi inserción en el campo de la literatura deportiva, pues fue producto precisamente de hacer un periodismo diferente.

Obviamente, periodismo no es lo mismo que literatura. Sin embargo, literatura y periodismo se concatenan para desarrollar el talento... ¡El talento y la capacidad que pueda tener el periodista!
 
¿Por qué te tiras este tema complicado encima, los 30 más grandes?

Mi nuevo libro, Ranking Mundial del Boxeo (Los 30 más grandes de la historia), no es más que un ensayo, dentro de los géneros de la literatura.

Como lo expongo en mi obra, sé que despertará controversias, opiniones no “complacientes” con el autor. Siempre que se escribe un libro con este tema, hay criterios diferentes. Yo, también lo he dicho, estoy listo para el debate.
 
¿Por qué Sugar Ray Robinson es el primero?

Primero Robinson porque ha sido el más capacitado boxeador  de la historia. En mi obra doy a conocer por qué tengo tan firme convicción.
 
¿Por qué no Alí?

Muhammad Alí, primer boxeador de los pesos completos en ganar tres veces la corona mundial, ocupa el segundo puesto en mi lista. Ha sido el más grande boxeador de todos los tiempos. Que se lea bien: El más grande, no el mejor. El mejor, ya lo expliqué, es Sugar Ray Robinson.

Roberto Durán, leyenda del boxeo mundial, es ocupante del lugar número seis en mi obra. Durán, primer latino en ganar cuatro títulos mundiales en diferentes categorías, ha sido, además del mejor peleador latino, el más talentoso púgil ligero de todos los tiempos.

De Durán, en mi libro, expongo objetivos argumentos.
 
¿Algún dominicano tuvo talento para hacer una carrera que le permitiera estar aquí y las realidades se lo impidieron?

Ningún boxeador dominicano reúne, de acuerdo con sus números, méritos para ocupar un lugar ni siquiera en una larga lista en la maravillosa historia del boxeo mundial. Pero aprovecho para recordar que el boxeo de RD parió su primera corona mundial el 29 de junio de 1968 gracias a los puños de Carlos “Teo” Cruz.
 
¿Quién es el más grande boxeador dominicano de siempre y por qué?

Johan Guzmán. Lo he escrito muchas veces y, además, en una de mis obras (¡Oh Boxeo Dominicano, su historia!), lo resalto y ratifico: que ha sido, hasta el momento, el mejor boxeador profesional de República Dominicana. Ganó dos fajas mundiales en diferentes categorías.
 
¿Eres profesor, periodista, escritor o todas las anteriores?

Trabajé como docente. Esto es, laboré como profesor de periodismo y gramática. Durante unos diez años impartí la materia Periodismo Deportivo en las aulas del Instituto Dominicano de Periodismo (IDP).
También en la Universidad Interamericana.

Pero mi oficio normal es periodista. Desde 1998 he estado también dedicado a escribir libros. Es una labor que realizo concomitantemente con mi oficio de periodista especializado en deportes.  
 
¿Qué quieres escribir en el futuro?

Tengo en agenda escribir por lo menos dos libros nuevos. Quizá en un lapso de tres o cuatro años.
Podrían ser temas sobre deportes o de periodismo. Todo va a depender de cómo estén mis neuronas.
 
¿Por qué te gustan las fechas?

En nuestro programa Momentos del Boxeo, que en CDN Sports Max comparto con el colega Héctor Gómez, he implementado el “sistema” de que “¿te gustan las fechas”?.

Es una forma de enviarles un mensaje histórico a los televidentes con la finalidad de que recuerden las mejores peleas del boxeo internacional y local.