El panameño Carlos Ruiz ve poca caras conocidas en el clubhouse de los Filis.

Jimmy Rollins no está con el equipo desde diciembre del 2014.

¿Cole Hamels y Chase Utley? Fueron cambiados en julio y agosto pasados, respectivamente.

Ruiz, de 37 años de edad, es uno de apenas dos jugadores restantes del equipo de Filadelfia que ganó la Serie Mundial en el 2008. De hecho, es uno de dos integrantes de los Filis que participaron en la postemporada con los Filis por última vez en el 2011. Ryan Howard es el otro, pero Ruiz fue el único en el clubhouse en el inicio de las prácticas de los lanzadores y los receptores de los Filis.

"Extraño a esos muchachos", dijo Ruiz. "Son parte de mi familia".

Pero la familia se dividió durante el proceso de reconstrucción de los Filis. Ruiz es el jugador de mayor edad en los entrenamientos del club, que probablemente sean sus últimos con Filadelfia. Ruiz comenzará su última campaña de un contrato de tres años y US$26 millones, que viene tras la peor temporada de su carrera. Los Filis tienen una opción en su contrato de US$4.5 millones para el 2017, pero a menos que el istmeño encuentre la fuente de la juventud, se espera que el equipo pague los US$500,000 por cortar vínculos.

En el 2015, Ruiz bateó .211 con dos jonrones, 22 impulsadas y .575 de OPS (porcentaje de embasarse más slugging) en 320 turnos. Cameron Rupp estuvo detrás del plato como titular para 56 de los últimos 92 partidos del equipo y 33 de los últimos 49. Se espera que ese patrón se repita este año.

"Trataré de disfrutarlo cada día", expresó Ruiz. "Esto es parte de mi vida, y no sé cuánto tiempo más seguiré aquí. Sé que quiero disfrutar de mis compañeros y de esta organización. … Pero no quiero pensar en eso, porque estoy muy entusiasmado por este año".

Algunos aficionados de los Filis se han preguntado qué valor tendrá un receptor como Ruiz en el 2016. La realidad es que puede tener bastante, incluso si no tiene un desempeño similar al de años anteriores.

Ruiz obviamente tiene una gran cantidad de conocimiento que les puede impartir a Rupp y a los receptores prospectos, el colombiano Jorge Alfaro y Andrew Knapp. Ruiz fue el receptor de algunos de los lanzadores más dominantes de su época, incluyendo a Roy Halladay, Cliff Lee, Roy Oswalt, Cole Hamels, Jamie Moyer, Jonathan Papelbon y Brad Lidge. Además, Ruiz ha sido titular en 46 juegos de playoffs. Ha estado detrás del plato para las presentaciones más brillantes en la historia de la postemporada de los Filis, incluyendo la racha de Hamels que lo hizo el Jugador Más Valioso de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional y de la Serie Mundial en el 2008, como también el juego sin hits de Halladay en el Juego 1 de la Serie Divisional de la Liga Nacional del 2010.

Sería justo decir que Ruiz tiene bastante que enseñarles a los jóvenes lanzadores y receptores.

"Me gusta estar junto a jugadores jóvenes porque también me hacen sentir joven", manifestó el veterano.

Ruiz llegó a las instalaciones de Entrenamientos de Primavera del club a comienzos del mes y ya viene trabajando con Alfaro, quien se encuentra entre los 100 mejores prospectos de MLB.com.

"Tiene buenas manos y sabe batear", indicó Ruiz. "Debes prestarle atención a este muchacho. Es joven pero sabe jugar".

Sin embargo, Ruiz quiere ofrecer más que consejos y sabiduría. Piensa que todavía puede aportar en el terreno. La temporada pasada batalló con molestias en el hombro izquierdo tras una operación en el 2014. Ahora dice que el hombro se siente bien.