En los próximos días, el dirigente de los Indios, Terry Francona, se reunirá con el dominicano Carlos Santana para hablar sobre las metas para esta temporada.

No cabe duda de que uno de los temas durante la plática será en qué lugar del lineup encajará mejor el cañonero. Con la llegada del veterano Mike Napoli al equipo, este año Santana podría ver más tiempo de juego como bateador designado que como primera base.

El quisqueyano dijo que está listo para cualquier rol que Francona tenga en mente.

"Me estoy preparando para lo que sea, cualquier situación", expresó Santana. "Estoy preparado para lo que el manager me pida que haga. Napoli es un veterano. Creo que puede ayudar al equipo. No tengo ningún problema. Cuando comencemos la temporada, lo importante es poder ayudar a mi equipo y jugar todos los días de la manera que pueda".

Por ahora, Cleveland tiene previsto emplear a Santana primero como bateador designado y después como inicialista. Los Indios creen que Napoli puede ofrecer una defensa más consistente y a la vez poder como bateador derecho en la parte gruesa de la alineación. Santana -- un bateador ambidiestro con paciencia y poder -- también estará en el lineup todos los días, pero la llegada de Napoli no sólo lo sacaría de su papel a la defensa en el cuadro interior, sino también como cuarto bate.

Santana prefiere continuar jugando defensa si es posible. En el pasado ha dicho que no le agradaría ser bateador designado de tiempo completo y reiteró dicha postura este fin de semana. Sin embargo, primero dejó en claro que confía en Francona y que está dispuesto a hacer lo que el piloto le pida.

"No me gusta mucho jugar como BD, porque prefiero estar siempre en el juego", declaró Santana. "Y creo que estoy muy joven para eso. Me gusta jugar en cualquier posición, pero estaré bien con lo que decidan. El manager tratará de armar la mejor alineación".

La Tribu ha contemplado internamente probar a Santana en el bosque izquierdo durante los Entrenamientos de Primavera -- debido a que Michael Brantley estará fuera de acción tras una operación en el hombro derecho -- pero Francona no le ha presentado dicha posibilidad a Santana. Dicho tema también podría surgir durante la reunión entre el quisqueyano y el capataz.

En 154 partidos el año pasado, Santana bateó .231 con 19 jonrones, 29 dobletes, 85 impulsadas, 108 pasaportes negociados y .752 de OPS (porcentaje de embasarse más slugging). No fue un mal desempeño, pero no estuvo al nivel que el toletero ha demostrado durante su carrera. El porcentaje de slugging de .395 del cañonero fue el peor de su carrera y vino después de un 2014 de 27 jonrones y .427 de slugging.

Ahora Santana sólo quiere hacer todo lo posible para ayudar a los Indios a ser contendientes.

"Tengo una gran oportunidad aquí", manifestó Santana, quien ganará US$8.25 millones en el 2016 y tiene una opción del club de US$12 millones para el 2017. "Me he estado preparando para lo que venga. Estoy trabajando fuerte para comenzar un nuevo año. Me siento al 100 por ciento".