Para los Indios de Cleveland, la decepción no ha mermado. La Tribu está bien consciente de lo cerca que estuvo de la cúspide del béisbol antes de caer en el Juego 7 de la Serie Mundial ante los Cachorros de Chicago.

Pero al mismo tiempo, los Indios saben que tienen las piezas necesarias para volver a llegar lejos en el 2017, dado que su roster podría regresar casi intacto y con algunos refuerzos claves.

Dicho proceso comenzó el viernes, cuando Cleveland ejerció la opción de US$12 millones del dominicano Carlos Santana para el próximo año.

Santana tuvo su mejor campaña como ligamayorista en el 2016, en la que vio acción como primera base y designado. El bateador ambidiextro fungió como primer bate en algunas ocasiones, mientras que el resto del tiempo fue colocado en la parte gruesa del lineup.

Durante la Serie Mundial, Santana incluso disputó dos juegos como jardinero izquierdo en el Wrigley Field para permitirle al manager Terry Francona armar una alineación más peligrosa.

Los Indios agradecen lo dispuesto que ha estado Santana a la hora de hacer lo que el equipo le pida.

"Parte de su desarrollo y su madurez como compañero ha sido su disposición para hacer lo que sea, con tal de ayudar al equipo", dijo hace poco el presidente de los Indios, Chris Antonetti, acerca de Santana. "Esa ha sido su mentalidad toda la temporada y creo que lo ha ayudado a destacarse, porque no está enfocado en sus logros individuales, sino en el éxito del equipo".

En 158 partidos del 2016, Santana impuso marcas personales en jonrones (34), remolcadas (87), carreras anotadas (89), imparables (151), slugging (.498) y OPS (porcentaje de embasarse más slugging, .865). El oriundo de Santo Domingo terminó la campaña regular con promedio de .259, porcentaje de embasarse de .366 e igual número de boletos (99) que ponches (99).

En su séptima temporada como integrante de la Tribu, Santana disputó 92 compromisos como bateador designado y 62 como inicialista. Fungió como primer bate en 85 partidos y como quinto en los otros 59 encuentros.

Desde un punto de vista económico, ejercer la opción de Santana era lo lógico para los Indios, dada la producción del quisqueyano. Según Fangraphs, en el 2016 Santana tuvo WAR (victorias por encima del reemplazo) de 3.7. Con cada victoria valorada en más de US$8 millones en términos de la agencia libre, el valor de Santana durante la campaña del 2016 fue de casi US$30 millones. Pero el movimiento también tiene sentido para Cleveland en cuanto a la formación del roster se refiere.

Santana y el cañonero Mike Napoli, quien también empalmó 34 vuelacercas en el 2016 y encabezó a los Indios con 101 carreras producidas, dividieron los roles de primera base y bateador designado este año, pero el segundo puede convertirse en agente libre ahora. Al ejercer la opción de Santana, Cleveland asegura que volverá a contar al menos con uno de esos dos bates en el 2017.