Tras una horrible temporada con los Knicks, es lógico que Carmelo Anthony esté deseando que llegue el verano y pueda embarcarse rumbo a los Juegos Olímpicos. Todo por cambiar un poco de aires.

“Desde un punto de vista moral, si has pasado por cosas como las de los últimos dos años, deseas volver a sentir el éxito”, dijo el alero en The Associated Press. “Los Juegos Olímpicos son un gran momento, sobre todo viniendo de esta temporada, también con las lesiones. Y mentalmente para mí es bueno salir ahí y sentir lo que se siente de nuevo”.

No faltará aun con ausencias

Ni decisiones de última hora como la de Chris Paul, amigo íntimo de Carmelo, quien ayer comunicó que no iría a la cita olímpica de Río, van a cambiar el pensamiento de la estrella de los Knicks.

“Si él no siente que tiene que ir, su cuerpo no está bien físicamente, entonces no hay necesidad de que vaya”, dijo Carmelo sobre la ausencia de Paul.