El campocorto dominicano José Reyes se encuentra bajo investigación luego de ser arrestado el pasado 31 de octubre en un hotel de Hawaii, tras  supuetamente haber agredido a su esposa.

Los Rockies de Colorado y las Grandes Ligas están investigando los hechos y las circunstancias, sobre lo ocurrido en el hotel Four Seasons Resort Maui, en Wailea,  donde según reportes de varias agencias Reyes había sido arrestado y dejado libre bajo fianza luego del incidente, en el que empujó a su esposa Katherine contra una puerta corrediza de cristal.

Luego de esto, su concubina fue traslada a un hospital donde presentó moretones en varias partes del cuerpo.  

De comprobarse la culpabilidad del quisqueyano, sería el primer jugador en ser penalizado por el nuevo reglamento sobre los casos de violencia doméstica, violación y abuso de menores, que firmaron el sindicato de jugadores y las Grandes Ligas en agosto pasado.

Según especifica el acuerdo, el comisionado de las Grandes Ligas, Rob Manfred, puede decidir con amplia discreción la sanción que corresponde, respetando el aspecto personal en la vida del jugador.

Sobre esto, el mayor jerarca en las mayores entiende que el público desee ver castigos que estén acorde con los sucesos y conocer los detalles de estos, pero cree que se debe respetar las condiciones familiares que se dan en este tipo de situación.

El comisionado puede suspender el disfrute de suelto al que infrinja este reglamento, mientras se desarrolla el proceso legal que conlleva este tipo de acusación.

Otro de los aspectos que resalta este acuerdo es que no existe una sanción máxima o mínima, por lo que el jugador hasta el momento no sabe qué tipo de castigo enfrentará de no ser favorecido en el proceso de investigación.

Los Rockies, equipo en el que el jugador de 32 años acciona desde mitad de la recién finalizada temporada, luego de haber llegado en un cambio en el que Troy Tulowitzki, pasó a los Azulejos de Toronto, mostraron su preocupación y desilusión por la situación que envuelve al pelotero.

En un comunicado publicado en MLB, el conjunto con sede en Colorado especifica que se encuentra pendiente de las investigaciones y que actuará de acuerdo con las reglamentaciones de la liga. 

Reyes tiene contrato hasta el 2017, pero este incidente y sus declaraciones en que expuso deseo de estar en un equipo contendor podrían influir en su salida de la franquicia. metro