Los Cavaliers de Cleveland tratarán de mantenerse con vida ante unos Warriors de Golden State que vuelven a casa a tratar de terminar la Serie Final de la NBA, pero que no podrán contar una de sus principales armas,  Draymond Green, quien fue suspendido para el quinto duelo entre estos dos equipos.

LeBron James y sus Cavaliers tendrán que levantarse de una dura derrota como locales que colocó la serie 3-1 en favor de sus rivales, quienes los recibirán en un terreno hostil para ellos como ha sido el Oracle Arena desde las finales del pasado año, donde han perdido cinco partidos en forma consecutiva.

Los Warriors por su parte deberán sobreponerse a la ausencia de Green quien fue suspendido por un encuentro tras golpear a James en la ingle tras un encontronazo en el cuarto juego de la serie, acción que le valió para su cuarta falta flagrante y quinta técnica, lo que provoca la suspensión inmediata de un partido.

La ausencia de Green, quien promedia 14.8 puntos, 9.3 rebotes, 5.8 asistencias, 1.8 robos y 1.3 tapones por encuentro en la serie, es un factor que los Cavaliers deberían aprovechar para ganar este encuentro y atacar con más fuerza la pintura en busca de las faltas que los puedan llevar a la línea de tiros libres, elemento por el cual el dirigente Lue fue multado por 25 mil dólares tras alegar públicamente que los árbitros no le cantan a LeBron.

En todo caso, los Cavaliers deberán lucir mejor desde la línea de tiros libres, ya que en el cuarto partido estuvieron pésimos lanzando de 26-15, precisamente fallando los once puntos de ventaja con la que ganaron los Warriors (108-97), estadística en la que James se fue de 4-2, para un pobre promedió de 50%.

La historia no es favorable para los Cavaliers pues ningún equipo en la historia de la NBA ha logrado superar un déficit de 3-1. En esta situación, la marca en las finales es de 32-0, a favor de quien aventaja en la serie.

Sin embargo James está claro de lo que le toca cuando salgan a cancha esta noche, “Al final, lo que tenemos que hacer es salir y jugar mejor. Si no lo hacemos volverán a ser campeones por segundo año seguido”, dijo James este domingo.