Los clubes que integran la Liga Nacional de Baloncesto (LNB) de Brasil calificaron como esperanzadora la decisión de la FIBA de suspender al baloncesto brasileño de competiciones internacionales pero se quejaron de la exclusión de sus miembros de la Liga de las Américas.

La LNB, en un comunicado divulgado este martes, se dijo ajena a los problemas por los que la FIBA sancionó a la Confederación Brasileña de Baloncesto (CBB) y por ese motivo "insatisfecha" con que la suspensión se extienda a los clubes brasileños.

La entidad alegó que los clubes Flamengo y Baurú conquistaron por "mérito deportivo" el derecho a disputar la próxima edición de la Liga de las Américas y que hicieron grandes esfuerzos para incluir tal competición en su planificación.

La entidad que reúne a los principales clubes del país se pronunció un día después de que la Federación Internacional de Baloncesto (FIBA) anunciara su decisión de suspender a la CBB de competiciones internacionales, sanción que se extiende a las selecciones y a los clubes, por el incumplimiento de sus obligaciones y de los estatutos del organismo internacional.

Entre esos incumplimientos, el organismo destacó la "no participación" en distintas competiciones internacionales, la cancelación de "importantes" torneos juveniles del país y la "intervención de terceros" en la selección nacional, así como en la "financiación de las actividades de los equipos nacionales".

También denuncia impagos a la propia FIFA "por un espacio prolongado", pese a la concesión de "los varios períodos de gracia concedidos", ya que la "situación financiera de la CBB no le permite financiar sus operaciones".

Para los clubes que integran la LNB, la sanción "es comprensible en la medida en que busque el camino para la retomada del crecimiento del baloncesto en Brasil".

"Por más dura que pueda parecer, la sanción trae consigo la esperanza, el entendimiento y la suma de esfuerzos para que solucionemos los graves problemas que afectan a nuestra Confederación", aseguró la Liga.

Los clubes afirmaron que, pese a no ser parte de los problemas citados por la FIBA, están disponibles a colaborar en la solución.

Alegaron que dicha solución no pasa por sancionar también a los clubes, decisión con la que se dijeron sorprendidos.

"Hace dos semanas el señor José Luiz Saez, dirigente de la FIBA, se reunió con la presidencia de la LNB en Sao Paulo y en ningún momento mencionó que habría alguna sanción para los clubes afiliados a la Liga ya que la entidad siempre contribuyó y ha hecho un papel incansable para el desarrollo del baloncesto brasileño", aseguró la entidad en su nota.

De acuerdo con los clubes, el trabajo de la Liga ha sido reconocido en diferentes oportunidades por la FIBA, por lo que, en su opinión, la sanción "sólo sirve para agravar la actual situación".