Los Indios le deben su victoria sobre los Cachorros en el Juego 3 de la Serie Mundial en gran parte a un jugador que no estuvo en el lineup titular para el partido y que lleva menos de dos meses de regreso con el club: el veterano Coco Crisp.

Con corredores en primera y tercera y un solo out en la parte alta del séptimo episodio, Crisp entró al juego como bateador emergente y conectó un sencillo al jardín derecho que permitió que el dominicano Michael Martínez anotara.

Cleveland terminó ganando por 1-0 para tomar una ventaja de 2-1 en el Clásico de Otoño.

"Obviamente, te hace sentir bien", dijo Crisp acerca de su rol en el triunfo de la Tribu el viernes. "Sea que conectes un batazo clave o hagas un toque de bola, uno quiere hacer algo que pueda ayudar al equipo. Afortunadamente para mí hoy, fue un hit. Pero sea lo que sea que pueda hacer - defensivamente o con una conversación - es simplemente cuestión de tratar de aportar como sea".

Con su batazo decisivo en el Juego 3, Crisp, 36 años de edad, se convirtió en el tercer jugador de más edad de la franquicia de los Indios que empuja una carrera en una Serie Mundial. En ese sentido, lo superan Eddie Murray, quien a sus 39 años produjo tres carreras por Cleveland en el Clásico de Otoño de 1995, y Hank Majeski, quien tenía 37 años cuando sumó tres remolcadas por la Tribu en la Serie Mundial de 1954.

Crisp, quien hizo su debut de Grandes Ligas con los Indios en el 2002 y militó con la Tribu hasta el 2005, pasó de Oakland a Cleveland en un canje el 31 de agosto de este año, justo a tiempo para ser incluido en el roster del club para los playoffs.

En la campaña regular, el bateador ambidiestro tuvo promedio de .231 con 13 jonrones y 55 remolcadas en 122 compromisos entre los Atléticos y los Indios. Pero en la postemporada ha dado varios batazos oportunos por Cleveland, incluyendo un jonrón de dos carreras en el Juego 3 de la Serie Divisional de la Liga Americana ante los Medias Rojas en el Fenway Park que ayudó a la Tribu a barrer a Boston. Más adelante, dio otro bambinazo en el quinto juego decisivo de la Serie de Campeonato de la Liga Americana ante los Azulejos.

"Es un bateador inteligente, aunque obviamente no tuvo un promedio muy bueno este año", dijo acerca de Crisp el inicialista de los Indios, Mike Napoli. "Con corredores en posición de anotar ha sido oportuno. Es inteligente. Sabe lo que hace [en el plato]. Es magnífico tenerlo en el equipo".

Además, el capataz de Cleveland, Terry Francona, considera que lo vivido por Crisp en la postemporada - el jardinero está jugando en octubre por sexta vez en su carrera - también hace bien valiosa su presencia.

"Tiene mucha experiencia en playoffs y en nuestro equipo no hay mucha", dijo Francona acerca de Crisp. "Digo, Napoli tiene un poco [de experiencia en octubre]. Pero [Crisp] es un bateador ambidextro que sabe cómo jugar el béisbol y es bueno en el corrido de bases. Definitivamente, no se va a dejar abrumar por la magnitud de la situación, como lo demostró esta noche y lo ha demostrado muchas veces en el tiempo que lleva con nosotros.

"Considero que [el presidente de los Indios] Chris [Antonetti], [el gerente general Mike Chernoff] y esos muchachos merecen mucho crédito porque [la adquisición de Crisp] pasó un poco desapercibida, pero no en nuestro clubhouse".